OpiniónCloud

¿Cómo alcanzar con éxito la nube?

Para lograr diferenciarnos de los competidores y entregar un verdadero valor a los clientes es necesario sumergirse en un estado de innovación continuo y desarrollar una estrategia sostenible en la nube.

Por Álex López, director general de F5 Networks.

Álex López, director general de F5 Networks.
Álex López, director general de F5 Networks.

Y como primer paso para alcanzar el estado de gracia en el nuevo entorno Cloud no hay más remedio que transformar la forma en la que implementamos y administramos nuestras aplicaciones.

¿Cómo es posible aprovechar la nube en todas sus versiones? Todo comienza con la adopción de metodologías efectivas de arquitectura cloud que resulten valiosas para todos los departamentos de la empresa y para nuestros clientes, manteniendo, a la vez, la seguridad de las aplicaciones y la protección de los datos. La escalabilidad, la flexibilidad, la automatización y la velocidad necesarias a la hora de llegar al mercado son solo algunos de los atributos que debe definir a una organización que pretende posicionarse a la vanguardia del Cloud Computing.

Un mundo multi-cloud

A día de hoy, muchas empresas aún tienen dificultades para lograr la agilidad y eficiencia necesarias para ser competitivas, así como para obtener un control total sobre sus TI y sobre sus infraestructuras. En cuanto a la seguridad, hay que tener en cuenta que si los proveedores de la nube pública deben garantizar la seguridad de la infraestructura, es el propietario de la aplicación el responsable de mantener la seguridad de los datos. Algunas empresas adoptan una combinación de soluciones on-premise, nube pública, nube privada o Software-as-a-Service (SaaS) para entregar aplicaciones. Este enfoque ofrece una mayor flexibilidad, pero también puede aumentar los costes y las tareas de administración a la hora de asegurar las aplicaciones en una gama más amplia de entornos. Por otra parte, las organizaciones deben evitar el bloqueo de las tecnologías propietarias para aumentar su flexibilidad operativa y facilitar la creación de una estrategia de implementación en la nube efectiva, sin necesidad de cambiar la arquitectura de red subyacente.

Según un informe reciente de RightScale, el 85 por ciento de las empresas ya tiene una estrategia multi-cloud, tres puntos más que en 2016. Es un buen dato, pero para alcanzar el éxito a la hora de adoptar una estrategia en la nube que ayude a impulsar el negocio, las organizaciones deberían considerar los siguientes aspectos:

  • Seguridad de las aplicaciones everywhere. La seguridad es un factor básico cuando hablamos de cloud. Identificar qué aplicaciones mover a la nube y cuáles conservar en el centro de datos es una decisión crucial. También resulta vital comprobar si la seguridad del proveedor cloud es suficientemente efectiva.
  • Priorizar la migración de aplicaciones. Priorizar y clasificar las aplicaciones es también un punto importante en el desarrollo de una estrategia efectiva de migración a la nube. Aquellas que estén próximas a su vencimiento probablemente deban permanecer dentro de la empresa hasta que queden obsoletas. Otras necesitarán ser adaptadas a una nueva arquitectura nativa cloud o a un modelo híbrido. Determinar el entorno cloud correcto y los servicios de soporte adecuados servirá para optimizar el rendimiento de la aplicación, aumentar su protección y mejorar la gestión del tráfico.
  • Visibilidad e inteligencia. A nivel de infraestructura, la nube puede ser más segura que los centros de datos privados. Sin embargo, es esencial determinar si es posible gestionar servicios de seguridad complejos internamente o si, por el contrario es mejor optar por  los servicios de un proveedor cloud. Lograr una mayor visibilidad y una inteligencia más profunda sobre el tráfico de la red y en la nube requiere de herramientas analíticas efectivas. Además, un WAF potente, flexible y multi-entorno puede ofrecer una protección integral de la aplicación y garantizar el compliance.
  • Mitigar el riesgo. Es algo posible mediante el uso de soluciones que brindan control de acceso dinámico, centralizado y adaptable, así como federación cloud para todas las aplicaciones donde quiera que residan. Esto permite alcanzar políticas de seguridad personalizadas y garantizar la autenticación de los usuarios en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Asimismo, la protección de los datos a través de una solución DDoS de próxima generación servirá para cubrirse frente a los ataques más agresivos y dirigidos.
  • Optimizar los equipos. Las empresas con éxito en su aproximación a la nube unifican a sus equipos en torno a una estrategia única y un objetivo común. Así, un arquitecto cloud puede utilizar herramientas que ayuden también a automatizar la infraestructura de TI y lograr que el  personal alcance mayores niveles de eficiencia. La adopción de un modelo de DevOps puede resolver los problemas a los que se enfrentan distintas áreas del negocio. Al cambiar los procesos y los procedimientos de trabajo, las organizaciones obtienen lo mejor de su personal y maximizan la tecnología a través de su proyecto en la nube. Diseñar un programa sostenible de capacitación cloud para el personal facilitará la transición a la nube y brindará a los responsables de la toma de decisiones un mayor conocimiento.
  • Comprender el panorama de amenazas. Las brechas de seguridad representan la mayor amenaza para la infraestructura cloud. Al monitorear las ciberamenazas, los departamentos de TI pueden ser conscientes del cambiante panorama de amenazas actual, y también se desarrollará una mejor comprensión del comportamiento del atacante. Es necesario disponer de una visión completa sobre el panorama de ciberamenazas a la hora de realizar una aproximación a cualquier tipo de nube, a fin de poder mantener un acceso seguro a los servicios SaaS, PaaS o IaaS.
  • Implementar soluciones robustas. Para tener éxito en su aproximación a la nube, las organizaciones deben invertir en soluciones multicloud que ofrezcan servicios de aplicaciones programables, capaces de integrarse en cualquier pila de soluciones de nubes públicas, privadas o híbridas. Estas herramientas ofrecen servicios de forma automatizada y orientada a políticas que cumplen con los requisitos de seguridad y compliance sin ralentizar a los equipos de desarrollo. Las tecnologías agnósticas cloud también son capaces de abarcar, aprovisionar, gestionar y escalar en cualquiera de los proveedores de nube líderes existentes y en la nube híbrida. Los mejores servicios de entrega de aplicaciones son independientes del entorno, lo que evita cualquier tipo de bloqueo que impida el crecimiento en la nube, aumenta la velocidad del time to market y reduce los costes de adaptación que puedan producirse en el futuro. 

Escalando nuevas cimas

Para tener éxito en la nube es necesario mantener una mentalidad innovadora, pero concentrándose en el retorno de la inversión. Para ello, es necesario también disponer de las habilidades capaces de evaluar las distintas opciones y de lograr que los sistemas complejos funcionen a la perfección. Un enfoque correcto debe completar con éxito los proyectos de desarrollo y pruebas, así como expandir las operaciones en la nube sin sacrificar el rendimiento, el control o la seguridad de la aplicación. Una estrategia eficaz de arquitectura cloud aumenta la agilidad empresarial y proporciona flexibilidad para escalar en función de los cambios de hardware, software y requisitos bajo demanda. Mientras tanto, el control de la aplicación, el acceso y la seguridad garantizan el óptimo rendimiento, disponibilidad y la seguridad del servicio. El enfoque correcto, en definitiva, es una solución integral de múltiples nubes que impulse la innovación y agregue valor al cliente. En una era de transformación digital, ahora es el momento de comenzar a escalar la cima cloud.

Computing 765