NoticiasInfraestructuras

Microsoft lanza Windows Server 2012 como la piedra angular de Cloud OS

El nuevo sistema operativo Windows Server 2012 acaba de aterrizar en el mercado. Microsoft lo ha presentado como el software que marca el inicio de una nueva era cloud, al proporcionar el despliegue de un centro de datos sin límites, que va más allá de la virtualización.

Microsoft ha presentado oficialmente su nuevo Windows Server 2012, que ha introducido como el pilar clave de su visión y estrategia Cloud OS. Una perspectiva, soportada por tres componentes, -nube pública (Windows Azure), nube privada (Windows Server) y nube hosteada (Windows Server)-, y apoyada por las cuatro grandes tendencias de este momento: apps, dispositivos, explosión de datos y cloud computing.

En concreto, como ha explicado Luis Miguel García de la Oliva, director de la unidad de negocio de Servidores y Plataformas de Microsoft Ibérica, “se trata de una plataforma que incluye una serie de soluciones de virtualización, gestión de datos, desarrollo e identidad. Nuestra idea es ofrecer a los clientes la capacidad de elegir, un valor muy diferencial de nuestra oferta; y Windows Server 2012 es uno de los pilares de la noción Cloud OS, que marca un antes y un después en nuestra infraestructura porque va más allá de la virtualización”.

Windows Server 2012 ha sido diseñado para ayudar a las empresas, que tengan sistemas virtualizados y un entorno de nube privada, a evolucionar su CPD a un concepto de servicio. Incorpora muchos conceptos y componentes de Windows Azure, y entre sus capacidades nuevas más importantes figuran:

- Escalabilidad sin límites con soporte para hasta 640 procesadores
- 4 Tb en memoria
- Capacidad de migrar en tiempo real
- Gestión de múltiples servidores como si fuera uno solo mediante una interfaz y cuadro de mandos muy potente, que disparará la productividad del administrador de sistemas. “Permite ahorrar 15 horas por empleado en gestión”, apunta García de la Oliva.
- Reducción del 50% en caídas del sistema programadas
- 25% menos en consumo de recursos
- 40% menos en el tiempo de despliegue

Cambios en el licenciamiento

Microsoft ha decidido simplificar el licenciamiento de Windows Server 2012, -modelo de procesadores + CAL con cobertura de hasta dos procesadores-, reduciendo el número de versiones a cuatro:
Datacenter: Destinado a grandes organizaciones sin límite de instancias virtuales. Su precio ronda los 4.800 dólares, pudiendo variar en función de las funcionalidades contratadas.
Standard: Destinado a grandes empresas, pero ofrece dos instancias virtuales. Su precio oscila de 726 a 882 dólares, según el número de instancias y funciones contratadas
Essentials: Dirigido a pymes de hasta 25 usuarios. No tiene derechos de virtualización y funciones limitadas. Se licencia por servidor en torno a los 500 dólares.
Foundation: Es la gama baja para pymes de no más de 15 usuarios, sin capacidad de virtualización.

Referencias

En el último año, -según el ejercicio fiscal de Microsoft que finaliza en junio-, se han vendido en España 74.000 servidores nuevos, de los que un 78% son sistemas Windows Server. No en vano, los fabricantes que más servidores venden en Europa son HP y Dell, según los últimos datos de mercado de Gartner, y son sistemas Windows.

En nuestro país, ya hay compañías que han estrenado la nueva versión 2012 de Windows Server como el Ayuntamiento de Barcelona, Arsys, Aena, El País o Caja Laboral, entre otras. Y las primeras percepciones son que, “con Windows Server 2012, los empleados tienen la misma experiencia al utilizar escritorios virtuales que si trabajaran en sus escritorios locales”,ha declarado Eduard Martín, director de TI del Ayuntamiento de Barcelona. “Los trabajadores tienen la libertad de utilizar cualquier entorno de PC para realizar su trabajo. Además, con las nuevas características de seguridad de Windows Server 2012, los programadores pueden tener un acceso más seguro a nuestros servidores a través de nuestro firewall”, añade. 

Computing 782