InformesMercado TI

La automatización le gana el pulso a la mano del hombre

La suma del envejecimiento de la población, las nuevas tecnologías de automatización y la creciente desigualdad podrían generar la mayor disrupción de los últimos 60 años.

El nuevo informe de Bain & Company, 'Labor 2030: The Collision of Demographics, Automation and Inequality' señala que a principios de los 2020 se podría encender una gran transformación que se desarrollará durante varias décadas. "Las empresas y los inversores lidian constantemente con las condiciones cambiantes", dijo Karen Harris, directora general del grupo de tendencias marco de Bain & Company y autora del informe. "Sin embargo, nuestra investigación apunta a un nivel inusual de volatilidad en las próximas décadas debido a estas tres fuerzas: la demografía, la automatización y la desigualdad. Se combinarán de diferentes maneras, a veces se reforzarán mutuamente, a veces se compensarán mutuamente, y dificultarán predecir cómo evolucionará el entorno empresarial".

La era del trabajo abundante está llegando a su fin

La mayoría de la población activa mundial está envejeciendo rápidamente, lo que está desacelerando el crecimiento de la fuerza de trabajo. En EEUU, por ejemplo, Bain anticipa que el crecimiento de la fuerza laboral disminuirá a un ritmo de un 0,4% por año en el 2020. La desaceleración en el crecimiento de la fuerza de trabajo en los países de la OCDE podría resultar en un déficit del PIB de 5,4 billones de dólares para 2030.

A medida que el tamaño total de la fuerza de trabajo se estanca o disminuye en muchos mercados, el impulso del crecimiento económico debería disminuir. Si lo hace, los gobiernos se enfrentarán a grandes desafíos, incluidos los crecientes costes de la atención médica, las pensiones de jubilación y los altos niveles de deuda. En el lado positivo, los bajos salarios de los trabajadores de mediana o baja cualificación en las economías avanzadas deberían beneficiarse de la simple economía de una mayor demanda y menor oferta.

El aumento de la productividad resuelve un problema...pero crea otro

Ante la creciente escasez de mano de obra, es probable que las empresas y los inversores recurran cada vez más a las tecnologías de automatización, lo que a su vez aumentaría la productividad laboral en un promedio del 30%, en comparación con 2015, con un impacto creciente a lo largo del tiempo.

La rápida difusión de la automatización puede eliminar entre un 20 y un 25% de los empleos actuales

Pero para crecer, las economías necesitan que la demanda coincida con el aumento de la producción. El análisis de Bain muestra que es probable que la automatización impulse el potencial de producción muy por encima del potencial de demanda. En el escenario base, la rápida difusión de la automatización puede eliminar entre un 20 y un 25% de los empleos actuales -lo que equivale a 40 millones de trabajadores desplazados- y afectar al crecimiento salarial de muchos más trabajadores.

Es probable que los beneficios de la automatización correspondan solo a aproximadamente el 20% de los trabajadores, principalmente trabajadores altamente cualificados y altamente remunerados, así como también a los propietarios de capital. La creciente escasez de trabajadores altamente cualificados puede aumentar sus ingresos aún más en relación con los trabajadores menos preparados.

Cómo la desigualdad de ingresos amenaza el crecimiento

El impacto de la automatización en los ingresos varía. El escenario base del informe de Bain & Company, en el que la automatización desplaza del 20% al 25% de los trabajadores en EEUU, afectará de forma más acusada al segmento más bajo. El análisis de Bain & Company muestra que es probable que los trabajadores que actualmente ganan entre 30.000 y 60.000 dólares anuales experimenten la mayor disrupción de la automatización: hasta un 30% podría ser desplazado. Se espera que la automatización tenga un impacto menor en aquellos con ingresos entre 60.000 y 120.000 dólares al año y el menor impacto negativo se registrará en aquellos que ganan más de 120.000 dólares.

Implicaciones para las empresas

  • Hay que ser cauteloso con el siguiente impulso del mercado: la volatilidad aumentará.
  • Es probable que los mercados de clase media se erosionen.
  • Se debe esperar un aumento de velocidad en la subida de los tipos de interés.
  • La automatización podría alimentar un boom de 10 a 15 años seguido de una quiebra.
  • La mano de obra altamente cualificada y de altos ingresos se volverá cada vez más escasa.
  • El crecimiento del gasto de los ‘baby boomers’ alcanzará su punto máximo en los años 2020 antes de disminuir gradualmente.
  • Es probable que haya más regulación gubernamental en más lugares.
  • Los conflictos intergeneracionales se incrementarán potencialmente, atrayendo negocios.
Computing 766