NoticiasMercado TI

Ametic denuncia el "linchamiento mediático" de las operadoras

En una nota, la patronal habla de la "deriva monopolística" de las telecos y de sus proveedores, "cuyo objetivo final era el control absoluto de de la asociación"

José Manuel de Riva, presidente en funciones de Ametic
José Manuel de Riva, presidente en funciones de Ametic

La lucha por el poder en Ametic, la principal patronal del sector tecnológico en España, sigue coleando. El pasado martes, la asamblea general de la asociación apoyaba mayoritariamente la opción de seguir manteniendo la fórmula de “una empresa, un voto”, lo que en la práctica da el poder a la mayoría de pequeñas compañías que integran la entidad, en detrimento de los grandes operadores de telecomunicaciones y de sus proveedores, grupo liderado por Telefónica, que querían ganar presencia instaurando el voto ponderado en función de la cuota de abono.  

En aquella reunión, el 80% de los integrantes de Ametic, en su mayoría pymes, apoyaron las tesis del presidente en funciones, José Manuel de Riva, e hicieron proclamas a favor de la “verdadera democracia”. Y es que, según la dirección de Ametic, de prosperar la propuesta de las operadoras se habría roto el clima de consenso y de diálogo que ha reinado en la asociación, contrariando además a una amplia mayoría compuesta por 270 asociados.

Hoy, Ametic vuelve a la carga y asegura en un comunicado que “el grupo minoritario de empresas críticas” (en referencia a Telefónica y las operadoras) ha propiciado “un linchamiento mediático tan absurdo como inicuo” de la figura de José Manuel De Riva. La misma nota asegura que las “empresas críticas” no pretendían la renuncia del actual presidente en funciones, sino más bien “el control absoluto de la Asociación”. Y es que, según Ametic, el retorno de estas grandes compañías, tras darse de baja el pasado 31 de diciembre, estuvo siempre condicionado a que se cambiaran los estatutos y el criterio de representación.

Ametic reivindica “su espíritu asociativo” y los “principios democráticos de la Constitución” en los que se inspira. En la nota, se habla de la “deriva monopolística de quienes han considerado que los únicos representantes del sector son ellos y han pretendido acaparar todo el protagonismo de una asociación rica y diversa”. Ametic denuncia también “la intransigencia” de la minoría que pretendía gobernar de manera absoluta, y “el uso interesado de los medios de comunicación por parte de algunas empresas, que han hecho lo imposible por deteriorar la imagen de la asociación”.

La patronal se declara a favor de los principios elementales del libre comercio, “frente a intereses puramente regulatorios y de control de la relación con la Administración y con la política por parte de empresas concretas”. Finalmente, Ametic da por hecho en su nota que a partir de ahora operará al margen de las empresas de infraestructura de telecomunicaciones, como sucede a otras patronales del estilo en el resto de Europa.   

Computing 763