NoticiasMercado TI

Huawei responde al veto de Donald Trump

La firma china advierte que la prohibición de la Administración Trump de usar equipamiento extranjero, supondrá un daño económico significativo para las compañías estadounidenses

La guerra comercial entre EEUU y China se agudiza, especialmente en el campo del equipamiento tecnológico y de telecomunicaciones. La Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, a instancias de su presidente Donald Trump, ha prohibido de facto a sus operadores locales “comprar o utilizar equipos de compañías de propiedad, controladas o sujetas a la jurisdicción de adversarios extranjeros”.

La orden, sin nombrarlas explícitamente, va directamente dirigida a Huawei y a ZTE, ambas de nacionalidad china, y en el transfondo subyace la pelea por el 5G. “Trump tiene la autoridad, bajo la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, para monitorear y regular las decisiones de negocios en caso de una amenaza a la seguridad nacional”, señala un medio experto.

La orden ejecutiva apuntará a transacciones financieras que presenten un riesgo de efecto devastador en la resistencia y seguridad de la infraestructura crítica en los Estados Unidos.

"Para hacer frente a esta amenaza, se requieren pasos adicionales para proteger la seguridad, integridad y confiabilidad de la tecnología de la información y las comunicaciones y los servicios prestados y utilizados en los Estados Unidos", dijo el presidente Trump en la orden ejecutiva.

Reacción de Huawei

La reacción de Huawei no ha tardado en darse de forma oficial. Un comunicado de la firma asegura que “Huawei está en contra de la decisión tomada por la Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de los Estados Unidos”.

La misma fuente argumenta que “esta decisión no beneficia a nadie, y supondrá un daño económico significativo para las compañías estadounidenses con las que Huawei hace negocios, afectará a decenas de miles de empleos estadounidenses e interrumpirá la colaboración actual y la confianza mutua que existe en la cadena de suministro global”.

La multinacional asiática se muestra predispuesta a colaborar con objeto de resolver este conflict asegurando que “Huawei buscará remedios inmediatamente y encontrará una solución a este asunto. Además, nos esforzaremos para mitigar los impactos de este incidente proactivamente”.

Computing 780