InformesMundo digital

Outsourcing y cloud computing, destinados a entenderse

Por Jef Loos, Head Sourcing, Research Europe Whitelane Research.

Los resultados del ‘Estudio sobre el Outsourcing de los Servicios de TI en España 2018’, realizado por Whitelane Research, en colaboración con Quint Wellington Redwood, muestran nuevamente el buen momento que siguen atravesando los servicios de outsourcing en nuestro país, tanto por los índices de crecimiento esperados como por la alta satisfacción de los clientes, comparativamente con el resto de países europeos. Este año, ante la definitiva irrupción del cloud en el mercado, estamos ante un escenario complejo de proveedores con portfolios que, a la vez de competir, se complementan y es por eso que vemos una foto donde proveedores cloud nativos se comparan con proveedores más tradicionales de outsourcing, que a su vez están implementando estrategias cloud y multicloud en un listado de proveedores híbrido.

El cloud ya es una realidad, ha dejado de ser una palabra de moda; ha llegado al negocio y ha cambiado la naturaleza de la entrega de servicios TI. Muchas empresas ya han pasado la etapa de definición y están probando arquitecturas en la nube dentro y fuera de la empresa. Si este es su caso, si su empresa está trasladando partes de su negocio a la nube, probablemente ahora se está dando cuenta de que no es tan simple.

Trabajar con muchos proveedores de servicios en la nube significa administrar relaciones múltiples. La computación en la nube es un fenómeno disruptivo, con el potencial de hacer que las organizaciones sean más receptivas al cambio. Promete ventajas económicas, velocidad, agilidad, flexibilidad, elasticidad infinita e innovación. La mayoría de las empresas ya están negociando contratos múltiples con diversos proveedores de servicios cloud. Esto lleva a preguntas sobre cómo hacer que esos servicios funcionen en conjunto, o cómo unificar todos sus esfuerzos para que puedan obtener la máxima eficacia y eficiencia. El nuevo escenario que visualizamos otorga al outsourcing un valor realmente estratégico que permitirá a las organizaciones componer su ecosistema de proveedores y soluciones. La complejidad y el número creciente de tecnologías diferentes, así como la escasez de profesionales técnicos en el mercado hace que estemos ante una nueva generación de outsourcing, el modelo que conocemos debe cambiar.

Acceda al contenido completo en el Anuario 2019 de Computing

Computing 779