OpiniónMundo digital

La Teoría de Darwin en la nueva era digital

Por José Manuel López, CTO de Sopra Steria España.

La ingeniería del software, al contrario de lo pueda llegar a parecer por los avances de los últimos años y su uso cotidiano en la sociedad, solo está en sus inicios. Su evolución se va a intensificar en los próximos años con la llegada de nuevas tecnologías como IA, IoT, big data, real-time, blockchain y cloud, entre otras. Además, el software se está volviendo cada vez más importante para soportar los modelos de negocio actuales y los nuevos que constantemente están surgiendo.

Desde un punto vista de arquitectura, esta evolución se puede resumir en la figura donde se pone de manifiesto que, de forma similar a una evolución biológica que planteó Darwin, hemos ido pasando de estructuras sencillas con arquitectura monolítica, a sistemas de mayor tamaño y con unas necesidades de integración y comunicación cada vez más grandes. Una creciente complejidad que en los últimos años ha evolucionado a versiones más autónomas, especializadas y desacopladas, como arquitecturas de microservicios, service mesh y basadas en eventos.

El papel del software en la sociedad ha evolucionado enormemente respecto a sus orígenes. Inicialmente tenía un rol secundario y más centrado en el soporte a los procesos internos de las empresas. En cambio, hoy en día juega un papel fundamental en sus estrategias, incluso posibilitando nuevos modelos de negocio. Tal es la importancia que ha adquirido el software que, como aseguró Forbes en su número de noviembre de 2011, hoy en día ‘Every company is now a software company’.

El software, parte de la cadena de valor

Para sacar el máximo partido de la tecnología en los servicios que se ofrecen a los clientes, como elemento diferenciador respecto a la competencia, es clave que el software sea parte de la cadena de valor del propio servicio y/o productos que se venden. Por tanto, si solo se utilizan soluciones de mercado, será difícil diferenciarse del resto.

Si analizamos el papel del software en empresas que han impulsado o evolucionado negocios digitales, como el caso de Google, Netflix, Amazon,Uber, Apple, Airbnb, WhatsApp o Verbling, podemos observar que es clave construir el software que hace diferencial el producto o servicio que ofrezca tu negocio, y adquirir a terceros aquel que tenga una mera función de soporte, pero no sea necesario para diferenciarse de la competencia.

Estamos asistiendo al nacimiento de la ingeniería del software, cuya evolución se acelerará con la llegada de nuevas tecnologías como IA, IoT, big data, real-time, blockchain y cloud

Por ejemplo, la experiencia adquirida por Google en el procesado en paralelo de la cantidad de datos a indexar en internet, o las infraestructuras necesarias para ofrecer sus servicios de escala planetaria, es un conocimiento que nunca hubiera podido adquirir como compañía si un tercero se lo hubiera desarrollado (en caso de ser eso posible).

Acceda al contenido completo en PDF. 

Computing 782