InformesSeguridad

Ciberseguridad, ¿impulsora o freno del IoT?

El nuevo estudio de Bain & Company identifica cuatro pasos para que las compañías de IoT puedan abordar las preocupaciones de seguridad que están frenando el crecimiento de este mercado.

Las cuestiones de seguridad son un importante obstáculo para invertir en el Internet de las Cosas. De acuerdo con el nuevo estudio de Bain & Company, Cybersecurity is the Key to Unlocking Demand in IoT, para el 45% de los compradores la preocupación por la seguridad sigue siendo una barrera importante y está obstaculizando la adopción de dispositivos inteligentes conectados.                                              

Si los proveedores pudieran proporcionar una mejor seguridad, las empresas encuestadas dicen que estarían dispuestas a comprar, de media, al menos un 70% más de dispositivos Internet de las Cosas. Además, el 93% de los ejecutivos declaran que pagarían más por los dispositivos con mayor seguridad – aproximadamente un 22% más de la media. En conjunto, Bain & Company estima que la mejora de las soluciones de seguridad para estos dispositivos podría hacer crecer el mercado de la seguridad cibernética del Internet de las Cosas de 9 a 11 mil millones de dólares.

Además, en todos los segmentos, un 90% de los ejecutivos consideran que los dispositivos IoT suponen un riesgo moderado o significativo para sus organizaciones, y los ejecutivos de las compañías con mayor ciberseguridad ven mayor riesgo que aquellos de compañías menos sofisticadas. Además, los directivos de sectores como Construcción y Edificación, Energía y Servicios Públicos, Servicios Financieros y Tecnología manifiestan un nivel significativo de preocupación.

La mejora de las soluciones de seguridad para estos dispositivos podría hacer crecer el mercado de la seguridad cibernética del Internet de las Cosas de 9 a 11 mil millones de dólares

Solo alrededor de un tercio de las soluciones de seguridad cibernética de IoT que se usan hoy en día provienen de proveedores de dispositivos de IoT, lo que indica que los proveedores no ofrecen soluciones integrales de alta calidad que satisfagan las necesidades del consumidor, o no las promocionan lo suficiente. El estudio descubrió que las empresas con las capacidades de seguridad cibernética más avanzadas dependen más de las soluciones de seguridad desarrolladas internamente, no solo porque pueden tener necesidades más complejas, sino porque es más probable que tengan los recursos y las capacidades para desarrollar sus propias soluciones.

Syed Ali, experto en cibernética del área de IT de Bain & Company, dijo que "al carecer de productos y servicios de ciberseguridad de IoT bien diseñados, los clientes están diseñando sus propias soluciones, renunciando a ellas por completo, o fracasando en implementar las soluciones de IOT hasta que los proveedores consigan llenar este vacío".

Cuatro pasos clave para la seguridad

  1. Entender cómo los clientes usan los dispositivos.
  2. Proporcionar capacidades de ciberseguridad en el dispositivo y, cuando sea posible, asociarse con proveedores de ciberseguridad fiables.
  3. Cumplir con los umbrales de garantía de calidad y ser capaz de certificar que sus dispositivos de IoT no tienen vulnerabilidades conocidas.
  4. Cumplir con sus obligaciones durante el período de garantía probando continuamente nuevas vulnerabilidades y proporcionando actualizaciones de software y firmware.
Computing 771