InformesSeguridad

Las cuentas de correo genéricas, en el punto de mira de los delincuentes

Según un informe de Proofpoint, los cibercriminales ya no apuntan contra los directivos de las empresas, sino contra las cuentas de correo genéricas.

Proofpoint ha publicado el informe ‘Protegiendo a las personas: un análisis trimestral de los ciberataques muy dirigidos’, en el que analiza los ataques por correo electrónico dirigidos a empresas de la lista Fortune 500, en concreto, a quiénes se dirigían estos ataques, los métodos empleados y qué pueden hacer las empresas para defenderse. 

Actualmente, los atacantes se aproximan a sus objetivos con distintas tácticas a través de nuevos canales digitales, y no de la manera más obvia. Según el estudio de Proofpoint, estas son las cinco principales tendencias en cuanto a ciberataques entre octubre de 2018 y enero de 2019: 

Los empleados VIP no tienen por qué ser VAP. Entre las personas más atacadas dentro de una empresa, los llamados VAP (Very Attacked People), los trabajadores de menor nivel corrieron mayor riesgo de sufrir un ciberataque. Al contrario de lo que comúnmente se cree, este tipo de empleados resultan más vulnerables a las ciberamenazas frente a los que ocupan puestos de mayor nivel, como ejecutivos y miembros de la alta dirección.

Los cibercriminales se fijan en las áreas de operaciones y producción de las compañías. Los empleados de departamentos de I+D e ingeniería fueron objeto de ataque en mayor medida que el promedio de los VAP, seguidos por miembros del personal de ventas, producción y operaciones, que representaron un 22% del conjunto de ciberataques dirigidos.

Las cuentas de correo electrónico genéricas son el principal objetivo. En los ataques de malware y phishing de credenciales, casi un 30% se dirigía a alias de correo electrónico genéricos y no a aquellas direcciones que claramente pertenecen a un individuo en concreto. Estos alias de grupo suelen ser particularmente atractivos para los atacantes, porque, por un lado, a través de ellos pueden alcanzar un mayor número de objetivos dentro de una misma organización y, además, son más difíciles de proteger con una autenticación multifactor.

Los atacantes falsifican múltiples identidades. Entre las organizaciones objetivo de ataques de email spoofing, casi un 60% observó intentos de suplantar más de cinco identidades. Asimismo, casi un 80% de las organizaciones fue víctima de ataques que intentaban enviar correo fraudulento a un mínimo de seis personas.

La ingeniería social está en auge. Los ataques basados en web que utilizan ingeniería social aumentaron un 150% en comparación con el trimestre anterior.

Computing 780