NoticiasSeguridad

Ransom Warrior, el último grito en malware

Según los investigadores de Check Point, el ransomware está ocupando el lugar de los troyanos bancarios.

El equipo de Check Point ha descubierto un ransomware llamado Ramsom Warrior, y parece serque esta operación a gran escala tiene detrás a hackers indios, según ha declarado el equipo de Check Point. “El archivo ejecutable del ransomware no está protegido, un detalle que nos hace pensar que los que están detrás de él son amateurs. Estamos ante un ejemplo de cómo cada vez más ciberdelincuentes optan por campañas globales”, explican desde Check Point.

De hecho, el "cifrado" utilizado por el ransomware es un cifrado de flujo que usa una clave elegida al azar de una lista de 1000 claves codificadas en el código binario de RansomWarrior. El equipo de Check Point Research ha podido extraer las claves y, al estar alojada la contraseña  en el propio dispositivo de la víctima, se pueden obtener las claves correctas para desbloquear el ransomware.

El ransomware toma el relevo al malware bancario

Aunque los troyanos bancarios están perdiendo protagonismo en los ordenadores, el ransomware está ocupando su lugar, principalmente por su alta efectividad. Es posible que los ciberataques a gran escala empiecen a incluir el ransomware como parte de su operación para evitar que el usuario pueda defenderse.

Sin embargo, dado que este tipo de amenaza sigue evolucionando, no es descabellado suponer que en el futuro próximo aparecerán variantes capaces de inutilizar todo el terminal, incluso aunque éste se resetee. Además, también podrán bloquear los dispositivos de almacenamientos conectados, que a menudo contienen los datos más valiosos.

Computing 781