InformesAnalytics

Europa supera a EEUU en el uso industrial del IoT

El nuevo estudio de Bain & Company señala que la ciberseguridad sigue siendo el principal obstáculo para la adopción de IoT para las empresas en ambos continentes.

El mayor compromiso de Europa con las pruebas de concepto (POC, por sus siglas en inglés) y los mayores niveles de inversión en 2016 han logrado que este continente sea el líder en el Internet de las cosas industrial, con implementaciones tres veces mayor que en Estados Unidos. Esto les permite escalar más rápido, sin embargo, la ciberseguridad sigue siendo un obstáculo para una mayor adopción de IoT en ambos continentes. Estos son los resultados de la última encuesta de Bain & Company realizada a más de 600 clientes industriales sobre el IoT y que se recogen en un nuevo informe: ‘Europeans Extend Their Lead in the Industrial Internet of Things’.

Hace dos años, Bain & Company realizó la primera encuesta a directivos de Europa y EEUU sobre sus planes para la implementación del uso industrial del IoT. Este estudio reveló que el 27% de los directivos europeos indicaron que planeaban la implementación del uso industrial del IoT, frente al 18% de los estadounidenses encuestados. Además, algunas empresas industriales europeas indicaron que dedicaban la mayor parte de sus presupuestos de tecnologías de la información (IT) al IoT, en particular, automoción, edificios y en industria. En la última encuesta, casi la mitad de los directivos industriales de Estados Unidos indicaron que estaban planeando la implementación de IoT, a la par que sus homólogos europeos.

Mientras tanto, las empresas en Estados Unidos siguen luchando con los problemas de implementación que la mayoría de los europeos ya han abordado. El estudio revela que las compañías estadounidenses planean incrementar sus inversiones en POC hasta 2022. A día de hoy, casi la mitad de los proyectos de IoT en EE.UU. se encuentran en esta etapa, pero se espera que aumente hasta un 70% en los próximos cuatro años.

La ciberseguridad es la principal preocupación tanto para los europeos como para los estadounidenses. De acuerdo con el estudio, el 49% de los consejeros delegados en Europa, indicaron que la ciberseguridad es el mayor obstáculo en la adopción del IoT. Los clientes industriales en Estados Unidos comparten esta preocupación, señalan que el IoT puede afectar a la principal fuente de negocios, como la integración con otra tecnología operativa, la interoperabilidad, la experiencia técnica y el riesgo de transición, que son más urgentes. En 2018, los directivos estadounidenses remarcaron más esta preocupación que en 2016. Estos desafíos limitan el grado en que las empresas escalan sus POC en implementaciones operativas diarias de tecnología IoT.

En Estados Unidos existe una implementación tres veces mayor que en Europa

El liderazgo de Europa en la implementación del IoT es resultado de la asignación de un mayor porcentaje de gasto de tecnología a la implementación del IoT por parte de clientes comerciales e industriales, en comparación con sus homólogos de Estados Unidos. Los niveles de financiación se han mantenido casi constantes en Europa durante los últimos dos años, reflejando que, la superación de las barreras de implementación, especialmente la seguridad, puede llevar más tiempo del que, en un principio, se esperaba. La fabricación discreta representa el mayor porcentaje de asignación en Europa y Estados Unidos, seguido por los procesos industriales.

De cara al futuro

Según los planes de inversión de los clientes industriales, los europeos están preparados para mantener una estrecha ventaja, con más del doble de implementaciones extensivas en 2020 que sus homólogos de Estados Unidos. En diez años, una tarea imprecisa, pero que puede aclarar algunas aspiraciones, los planes de inversión de los directivos en ambas regiones podrían adoptar una posición más competitiva, ya que Estados Unidos espera ver niveles similares de POC e implementaciones a los europeos.

Los proveedores de IoT en las dos regiones, también pueden acelerar su progreso reduciendo barreras y centrando sus inversiones en menos industrias, lo que les permitirá desarrollar una mayor experiencia y ofrecer a sus clientes soluciones más completas.

Las asociaciones con proveedores industriales son especialmente importantes, ya que proporcionan dominio del conocimiento específico, incluido el desarrollo de software, análisis e integración de sistemas. Sin esta asociación, los proveedores de IoT seguirán luchando para vender soluciones que se integren fácilmente en los negocios de los clientes y en sus procesos.

Computing 784