NoticiasAnalytics

Endesa aplica blockchain para mejorar la gestión de clientes vulnerables

Endesa aplica la tecnología de ‘cadena de bloques’ para automatizar y optimizar la gestión de los consumidores que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Endesa desarrolla un proyecto de I+D+i financiado por CTA (Corporación Tecnológica de Andalucía) en el que aplica la tecnología blockchain para mejorar la automatización de la gestión de los clientes vulnerables en coordinación con los Ayuntamientos y, de esta forma, evitarles cortes de suministro eléctrico por impago.

Este proyecto de I+D+i de Endesa, denominado CONFÍA y financiado por CTA, cuenta con la colaboración de un grupo de investigación de la Universidad de Málaga (UMA) y Ayesa e Izertis, empresas punteras a nivel internacional en blockchain.

Este proyecto de I+D+i de Endesa, denominado CONFÍA y financiado por CTA

La tecnología blockchain (‘cadena de bloques’) consiste en una base de datos distribuida y segura (gracias al cifrado) que se puede aplicar a todo tipo de transacciones, protegiendo su seguridad y privacidad y garantizando una información en tiempo real a los diferentes actores implicados.

En concreto, Endesa aplica la tecnología blockchain, a través del proyecto CONFÍA, para agilizar la gestión de los clientes vulnerables por parte de los Ayuntamientos, así como para conectar mejor y facilitar la misma información en tiempo real a todos los agentes implicados (comercializadoras, comunidades autónomas, ayuntamientos, servicios sociales, intervención y CNMC). Todo ello, permitirá gestionar mejor los impagos asociados a los clientes más vulnerables para agilizar las ayudas disponibles que contempla la legislación vigente y evitar los cortes de suministro.

En la actualidad, la gestión de los consumidores que no pueden hacer frente al pago de la factura eléctrica es un proceso descentralizado y no automatizado, por lo que su gestión es muy lenta e ineficiente. Hasta ahora, no era viable un sistema centralizado que gestionara globalmente el proceso, ya que la información que se maneja es extremadamente sensible y no hay ninguna parte del proceso que sea propietaria de la información completa. Sin embargo, la tecnología blockchain permitirá, gracias al proyecto CONFÍA de Endesa, mantener la información descentralizada, garantizar la confidencialidad y seguridad de la información (cumpliendo la GPDR y el Derecho al Olvido) e incrementar la eficiencia de todo el proceso gracias a su automatización, permitiendo además la incorporación al sistema de nuevos actores.

Según el informe de «Pobreza Energética en España» elaborado por la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), un total de 6,8 millones de personas, equivalente al 15% de la población de España, estarían sufriendo condiciones asociadas a la pobreza energética, es decir, con temperaturas inadecuadas en la vivienda o retraso en el pago de recibos, o ambos.

Los clientes más vulnerables son aquellos que, teniendo o no adjudicada una ayuda por Bono Social, dejan facturas impagadas con el consiguiente aviso de corte de suministro por falta de recursos. Los servicios sociales de los Ayuntamientos son quienes se encargan de ayudar y atender a estos clientes para evitar el corte de suministro, pero el flujo de información y de procesos entre los diferentes actores implicados no siempre es lo suficientemente ágil.

El sistema desarrollado por el proyecto CONFÍA permitirá tener toda la información de los diferentes agentes implicados (comercializadoras, comunidades autónomas, ayuntamientos, servicios sociales, intervención y CNMC), todo ello con una gran seguridad, trazabilidad, inmutable, confiable y acorde a las leyes GDPR y al derecho al olvido.

Computing 795