NoticiasAnalytics

Las empresas impulsadas por los datos obtienen un 22% más de beneficio

La hoja de ruta para aprovechar los datos debe abordarse más allá del departamento de tecnología, incluso hasta los máximos dirigentes, de acuerdo con un estudio de Capgemini.

Las empresas impulsadas por los datos obtienen un beneficio 22% superior
Las empresas impulsadas por los datos obtienen un beneficio 22% superior

Las empresas impulsadas por los datos superan con creces a la media en diversos parámetros financieros; logran unos ingresos por empleado 70% superiores y un 22% más de beneficios, según un nuevo informe del Capgemini Research Institute titulado «Las empresas impulsadas por los datos: por qué las organizaciones deben fortalecer su dominio de los datos». Si bien la aplicación de datos y análisis se está convirtiendo en un requisito previo para el éxito, menos de un 40% de las organizaciones utiliza conocimientos basados en datos para impulsar el valor empresarial y la innovación.

En el informe se pone de relieve que el dominio de los datos es fundamental para obtener una ventaja competitiva y avisa de que las compañías que no tomen medidas concretas para lograrlo tendrán dificultades para mantener el ritmo. Solo una de cada seis empresas (alrededor del 16%) puede clasificarse como «expertas en datos» en función de distintos factores de dominio de los datos, incluidas las herramientas y tecnologías necesarias para aprovechar el potencial de los datos, así como la cultura, habilidades, gobernanza y visión apropiada.

Las empresas están consiguiendo avances en aprovechar el potencial de los datos para tomar las decisiones adecuadas y para ejecutarlas. Según el informe, para un 50% de las compañías, los datos son clave a la hora de tomar decisiones. La toma de decisiones basada en datos es más común en EE. UU. (77%), Alemania (69%) y Reino Unido (69%). Si nos fijamos en sectores, sobresalen banca (65%) y seguros (55%). Aunque se han hecho progresos, la mayor parte del tiempo (51%), las empresas utilizan los datos pasados (toma de decisiones reactiva), lo que significa que pierden una ventaja competitiva. Solo utilizan enfoques predictivos un 23% de las ocasiones, mientras que el 18% de las veces, usan enfoques prescriptivos y solo se utiliza un enfoque autónomo o de optimización automática para un 8% de las decisiones.

Las empresas expertas en datos disfrutan de entre un 30% y un 90% de ventaja en métricas relativas a la participación del cliente, los ingresos brutos, la eficiencia operativa y el ahorro de costes. Como muestra, la investigación de Capgemini revela que las empresas expertas en datos aumentan un 19% la venta de nuevos productos y servicios en comparación con el 12% del resto; una diferencia del 63%.

Existen grandes diferencias de percepción sobre la confianza en los datos

Existen una gran diferencia entre la confianza en los datos de los ejecutivos de negocio y la percepción de esta confianza por parte de los ejecutivos tecnológicos: un 62% de los directivos de tecnología indica que existe una total confianza en los datos por parte de los altos cargos de la empresa, pero solo un 20% de estos últimos tiene fe en los datos. La investigación reveló que solo el 24% de las organizaciones en las que no se confía en los datos fue capaz de monetizar sus activos de datos, en comparación con el 83% de las organizaciones en las que sí se confía. La mala calidad de los datos es un factor importante que contribuye a esta desconfianza: solo el 27% de los ejecutivos de negocios está satisfecho con la calidad de sus datos, mientras que el 54% de los ejecutivos tecnológicos opina que los usuarios de la empresa están satisfechos. Sin embargo, las consecuencias de la mala calidad de los datos son notables, lo que cuesta a las empresas entre el 15% y el 25% de sus ingresos.

Aunque muchas organizaciones han emprendido su recorrido hacia los datos, menos de un 40% es capaz de aprovechar el potencial de los datos activados. En cuanto a sectores concretos, el 54% de los dirigentes empresariales del sector bancario están de acuerdo en que el aprovechamiento de los datos activados les otorgó una ventaja competitiva sostenida, en comparación con solo el 32% de los dirigentes en retail. De las empresas que se consideran «expertas en datos», el 95% ha nombrado a un director de datos (CDO, por sus siglas en inglés) y el 77% afirmó que el CDO ha sido fundamental para hacer realidad la visión de los datos de su organización. Dada la importancia de este puesto, tal vez no sorprenda que una media del 84% de las empresas encuestadas declarara que su CDO depende directamente al CEO, CIO/CTO (director de tecnología) o responsable de IA. La hoja de ruta general para aprovechar los datos no solo debe abordarse desde el departamento de tecnología, sino desde todos y cada uno de ellos, incluyendo los altos directivos.

“Fundamentalmente, los dirigentes empresariales deben analizar su estrategia de datos y su camino a la innovación”, afirma Zhiwei Jiang, CEO de Insights and Data de Capgemini. “Aún no disponemos de suficientes directivos con mentalidad de datos en las altas esferas de las compañías para guiar a las organizaciones por el camino correcto en lo que se refiere al uso de los datos. Hay mucho más en juego para las empresas que no actúan; desde las operaciones hasta las ventas, la participación del cliente, los ingresos y la rentabilidad. Aquellas que puedan monetizar los datos y convertirlos en activos prosperarán. Las que no lo hagan se quedarán atrás. Es necesario un cambio de mentalidad: los directivos deben aceptar y adoptar una cultura ágil de experimentación si quieren lograr la activación de los datos”.

Computing 799