OpiniónAnalytics

La clave de una gestión financiera ágil

Por Oriol Farré, director de Aplicaciones financieras de Oracle Ibérica.

En un entorno globalizado como el actual, las empresas deben realizar una correcta gestión financiera y contable, administrando con acierto sus ingresos, gastos, riesgos y oportunidades. Para alcanzar este reto, han de incrementar su agilidad y flexibilidad ante los vertiginosos y permanentes cambios experimentados por el entorno corporativo.

La tecnología ERP en Cloud permite modernizar los modelos financieros, y ajustarse a las necesidades puntuales de cada negocio. Sin embargo, según los datos del estudio Agile Finance Revealed: The New Operating Model for Modern Finance del American Institute of Certified Public Accountants (AICPA), en este momento, “solo el 38% de las organizaciones financieras podrían identificarse como líderes ágiles de las finanzas”. Un dato, sin duda, preocupante que debe promover el análisis de los datos financieros en las corporaciones, introduciendo un nuevo modelo operativo con competencias para transformar el negocio.

El innovador modelo financiero que está llegando se distingue por el uso de la nube y de las tecnologías digitales de cara a incorporar toda una disrupción en lo que se refiere a la eficiencia y capacidad de respuesta de las operaciones de contabilidad en el seno de las corporaciones.

Automatización y análisis predictivo

Existen ya una serie de compañías, consideradas early adopters del ERP en Cloud, que explican que para impulsar el conocimiento existente en el departamento de finanzas se impone la automatización de la planificación y el análisis financiero, haciendo uso de herramientas de análisis predictivo, inteligencia artificial y machine learning.

Solo el 38% de las organizaciones financieras podrían identificarse como líderes ágiles de las finanzas

Con todas estas herramientas, los departamentos financieros estarán en condiciones de dejar a un lado las tareas rutinarias que apenas generan valor añadido para centrarse en aspectos relacionados con la gestión que impulsan la productividad, la eficiencia y reducen costes para el negocio.

Las empresas más digitalizadas son las que, hoy por hoy, mejor han entendido la necesidad de adoptar el nuevo modelo operativo ágil para sus finanzas. Además, son más proclives a operar de modo centralizado; a usar servicios compartidos y equipos multifuncionales capacitados para dar soporte a los responsables de la toma de decisiones y también tecnologías en la nube.

Pese a todo, existen una serie de obstáculos que, relacionados con la complejidad de la estructura organizativa -silos-, los sistemas TI -obsoletos- y las habilidades en el análisis de datos, podrían ralentizar la adopción de las herramientas tecnológicas que agilizan la gestión financiera. Y esto es algo, que las empresas del siglo XXI no se pueden permitir.

Archivado en:

Computing 782