EncuentrosCloud

El vértigo de la nube híbrida

El gran desafío es gestionar, administrar, controlar y proteger la información en un entorno híbrido, en aquel donde conviven sistemas heredados, clouds privadas, sistemas on premise, cloud pública o multicloud.

Desde que el mundo es mundo, suelen coincidir dos fuerzas contrapuestas que tratan de imponer su hegemonía. De un lado, los poderes fácticos que representan el señorío del pasado, y de otro, los atrevidos planteamientos de las nuevas vanguardias. Algo que se puede apreciar en las revoluciones históricas, en las manifestaciones artísticas o en los postulados científicos.

En las empresas sucede una dicotomía paralela, pero que no lleva consigo una ruptura radical entre los modelos antagónicos, porque uno y otro se necesitan para seguir adelante, especialmente en organizaciones tradicionales que llevan años controlando su negocio, pero de la noche a la mañana el suelo por donde pisan empieza a resquebrajarse. La solución es unir fuerzas entre dos mundos aparentemente irreconciliables.

De un lado, los sistemas legacy, herencia del mundo Cobol, de los mainframes o del entorno miniordenador (AS/400 de IBM es un ejemplo). De otro, los nuevos sistemas digitales basados en aplicaciones ágiles, kubernetes, mundo cloud y la hiperconvergencia. Para las empresas es un trago tener que vestirse de entes digitales, con el lastre que arrastran de infraestructuras un tanto oxidadas. Pero hay una solución contra el anquilosamiento, que se receta con un mundo multicloud, gestión de datos y un planteamiento ágil.

Empresas como Prosol, Commvault y NetApp se convierten en un tándem que puede contribuir a ‘desfacer el entuerto’ que padecen las compañías, abrumadas por un exponencial crecimiento de los datos y por la necesidad de protegerlos y mantenerlos íntegros y operativos. Para abordar esta problemática, Computing ha organizado un executive breakfast, con la colaboración de las citadas compañías, en torno a la automatización de los procesos en el reto de la nube híbrida.

“Y es que el gran desafío es gestionar, administrar, controlar y proteger la información en un entorno híbrido, en aquel donde conviven sistemas heredados, clouds privadas, sistemas on premise, cloud pública o multicloud”, apunta Rafael Arroyo, director general adjunto de Prosol.“El multicloud es una realidad en los clientes y no hay una solución en el mercado que cubra todo el puzle, por ello se requiere un planteamiento multipartner”, según destila Iván Abad, director técnico de Commvault.Por su parte, Jaime Balaña, director técnico de NetApp, cree No hay una solución que cubra todo el puzzle multicloud, se requiere un multipartner”.

Artículo completo en PDF

Computing 789