EncuentrosCloud

El ERP del futuro vivirá en la nube

La cloud es un extra de computación y funcionalidades.

"Al igual que el mainframe o el PC, el ERP es una tecnología que hemos matado varias veces y no hay manera de acabar con él”, así de contundente se mostró Juan Gutiérrez, responsable de Digital Sales & Service para Europa de Avanade, en el inicio de la tertulia sobre el ERP del futuro organizada por Computing. “El ERP ha sobrevivido unas cuantas veces, ya que su misión es controlar costes y tener las operaciones bajo control. Y lo ha conseguido. Sabemos cuánto nos cuesta un tornillo o una carretera, pero la nube le da un extra y da acceso a sistemas de computación y datos adicionales a los que antes no teníamos acceso. En definitiva, nos da un nivel mucho más personalizado sin tener que desarrollar un modelo Frankenstein insostenible”.

Para Javier Heras, responsable del Área de Business Applications para España y Portugal en Avanade, “cuando pensamos en soluciones en la nube en el caso del ERP, el paradigma debe ir hacia una plataforma que ofrece esa capacidad de entender el análisis de datos y de integración de soluciones y ver un ecosistema que está alrededor de la solución que queremos plantear. Básicamente, lo que permite es ir más allá de un roadmap de tres años cuando tengamos que pensar hacia dónde va nuestro negocio. El análisis predictivo es otra mejora, así como la posibilidad de simplificar soluciones y consumir datos descartables, como datos relacionados con el clima o regionales que no requieren ser almacenados”.

Los fabricantes deberían ofrecer flexibilidad en el acceso a los datos y eso ayudaría mucho en la transición a un modelo cloud

¿Y cómo ven algunos usuarios esta evolución indefectible del ERP hacia los designios del cloud? Según Roberto Rodríguez, IT Manager de Corporación Llorente, “nuestra visión es complementaria a la expuesta por los interlocutores de Avanade, el ERP del futuro tiene que ir en esa línea”. Esta empresa hunde sus raíces en 1947 y ha pasado por distintas fases: el mainframe, el AS/400 y el ERP han sido su columna vertebral.

“Contamos con una arquitectura on premise considerable que abarca muchas funcionalidades, no solo el precio del tornillo o de la carretera, sino que debemos incluir el modelado BIN dentro de nuestros proyectos. No se puede desvincular un proyecto de la gestión de costes. La solución actual para nosotros es un modelo combinado: el on premise hace las tareas tradicionales de hasta hace cinco años y tenemos modelos híbridos con la nube para uso de datos desestimables”. Esta empresa de obras y construcciones utiliza la geolocalización y, una vez hechos los cálculos, los datos tienen que desaparecer. “El precio del tornillo lo sigue calculando el ERP, pero ahora tenemos unas métricas para calcular el desgaste de una máquina, lo cual hace que varíe el precio por kilómetro, y eso se hace a través de la nube”.

Accede al reportaje completo en PDF

Computing 803