NoticiasCloud

NetApp hace rentable el multicloud híbrido

La firma cierra su año fiscal con un sensible crecimiento en almacenamiento flash y reforzando su alianza con los grandes hiperescalares (AWS, Google y Microsoft).

Ignacio Villalgordo, flamante country manager de NetApp España, ha hecho su primera comparecencia ante los medios haciendo balance de los logros cosechados por su compañía durante el ejercicio fiscal de 2019. Un año que el sucesor de María José Miranda ha resumido como “magnífico”, especialmente en el ámbito de las compañías privadas, si bien se ha detectado cierta “rantelización” en el segmento de la AAPP que representa el 25% de sus ingresos, debido al parón político y a los presupuestos prorrogados del Gobierno anterior.

Ignacio Villalgordo, en el centro de la imagen
Ignacio Villalgordo, en el centro de la imagen

En España, NetApp ha crecido un 21% en el almacenamiento Flash, consolidando su liderazgo de esta modalidad tanto en España como en otros países de la relevancia de Alemania, Francia, Reino Unido, Suecia, Israel y Austria. Con una cuota del 26% en nuestro país, NetApp ha firmado nueve trimestres consecutivos a la cabeza. En SAN y NAS NetApp ocupa la tercera plaza por cuota de mercado, por detrás de Dell EMC e IBM.

El directivo también ha sacado pecho de la capacidad de su firma para capturar clientes, (este año han ingresado en su cartera unos 300 nuevos): “debido a nuestra capacidad para ayudar a los clientes a acceder al cloud híbrido. Nuestro discurso no está tan ligado a la mera infraestructura como muchos de nuestros de competidores”.

En España, NetApp ha crecido un 21% en el almacenamiento Flash

En su estrategia centrada en la ‘hibridación’, NetApp se siente muy cómoda en los tres ejes centrales que Villalgordo enumera: “modernizar y eficientar el legacy de nuestro clientes; crear CPD de nueva generación que se adapten a su transformación digital y ayudarles a ir al cloud público”.

Sus principales proyectos se concentran en pasar de disco a Flash (como el reciente contrato con Cepsa); avanzar del IT tradicional al cloud privado (en alusión a un case study con BBVA) y de saltar de on premise a la cloud pública, aprovechando las capacidad de supercomputación de los hiperescalares para facilitar nuevas aplicaciones de negocio. En este punto, Villalgordo aclara que “el cloud público no es una amenaza sino por el contrario son nuestros partners. Tenemos acuerdos con AWS, Google Cloud y Microsoft Azure para dotarles de infraestructura para sus clientes finales”. Los propios Over The Top también entienden que no todo va a ser cloud pública y están haciendo movimientos para poder también hincar el diente a la nube privada de los clientes corporativos.

De cara al nuevo ejercicio fiscal, NetApp quiere incrementar su presencia en Service Provider, intensificar su actividad en centros de datos de nueva generación y nuevos entornos de innovación. “En Flash vamos a ser el número 1, transformando nuestra base instalada de SAN a Flash, y añadiendo inteligencia artificial y machine learning”.

Computing 783