Cómo reducir costes actualizando los sistemas TI

Reducir la deuda tecnológica, el reemplazo de sistemas heredados o la optimización de la automatización son algunas de las claves planteadas por Cloudera para disminuir costes y mejorar el retorno.

Publicado el 28 Feb 2023

28443_19

En los últimos años, los principales motores de la transformación digital han sido la búsqueda de una mejor experiencia para el consumidor, la aceleración de los plazos de comercialización y la creación de nuevos modelos de negocio. Sin embargo, las dificultades socioeconómicas actuales han cambiado el enfoque, por lo que muchas empresas se centran ahora en la optimización de costes. En este contexto, Cloudera analiza las oportunidades de ahorro económico que ofrece el concepto de modernización de sistemas heredados.

Este tipo de proyectos tienen en común la reducción de costes. Además, facilitan la reasignación de presupuestos a proyectos de innovación. La empresa de datos en la nube híbrida plantea las siguientes oportunidades:

  1. Reducción de la deuda tecnológica. Se trata de un reto constante, siendo complicado tratar de moverse y entregar mejoras dentro de un mercado en constante evolución. La clave en este aspecto emana de la priorización, iteración y una excelente ejecución.
  2. La sustitución de sistemas heredados. Evitar acumular sistemas y tecnología obsoleta puede ser complicado dada la velocidad a la que evoluciona la tecnología, pero puede evitar generar costes de mantenimiento adicionales que no aporten beneficio de ningún tipo.
  3. La optimización de la automatización. La implementación de sistemas automatizados en áreas de negocio concretas como las operaciones financieras puede ahorrar tiempo y costes en muchas tareas repetitivas con procesos concretos, los cuales pueden ser programados.
  4. Reducir costes normativos. Esto se puede conseguir a través de la búsqueda de oportunidades para reducir redundancias y automatizar tareas. Tratando de adherirse a proyectos estratégicos que sean rentables para lograr obtener la normativización pertinente recortando costes y por tanto obteniendo un mayor valor de la operación.
  5. Externalizar cuando sea necesario. Las opciones que surgen inmediatamente en la mayoría de las organizaciones incluyen la externalización, la renegociación de contratos y, por supuesto, la reducción de plantilla. Cualquiera de ellas puede ser viable y estratégica, pero hay que asegurarse de tener una visión global y evaluar estratégicamente su impacto en los objetivos a largo plazo. Por ejemplo, externalizarlo todo no suele reducir los costes, ya que el tiempo de gestión de un entorno externalizado puede ser bastante costoso.
  6. Eliminar la redundancia. Las empresas suelen mantener la misma información en varios lugares porque se utiliza en toda la organización. La sustitución del almacenamiento de datos redundantes es una clara oportunidad en esta categoría. Por ello, es necesario evaluar el ahorro de costes mediante la consolidación y desafiar a los proveedores a que demuestren cuál es la solución más eficiente.
  7. Evaluar los sistemas persistentes. Los requisitos de cumplimiento suelen ser la razón para mantener algo, pero al final hay que evitar el coste de cumplimiento y redirigir ese presupuesto. Para ello, hay que comprender su estrategia y conocer qué funciones deben desactivarse o estar disponibles en otro lugar para retirar una aplicación y buscar oportunidades para evitar el próximo ciclo de actualizaciones de cumplimiento obligatorio.
  8. Analizar las bases de datos operativas y los almacenes de datos heredados. Las organizaciones pueden conseguir ahorros sustanciales retirando las soluciones heredadas más antiguas. La consolidación de la gestión de proveedores y la racionalización de conocimientos y experiencia también ofrecen ahorros de costes.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3