El DNI electrónico dinamizará el uso del comercio electrónico

El documento incorporará mecanismos de seguridad que lo harán posible.

Publicado el 11 Ene 2006

La implantación del DNI electrónico facilitará el acceso del ciudadano a la Administración Pública y simplificará los trámites que realice en ella. Asimismo, el documento electrónico dinamizará en cinco años el comercio electrónico, especialmente el B2C entre empresas y consumidores, al incrementar la seguridad de los usuarios de Internet, puesto que este documento incorporará facilidad de firma electrónica, equivalente a la firma manuscrita.

Esta es una de las principales conclusiones del análisis “Implicaciones jurídicas de Internet para las empresas”, elaborado por Landwell, el despacho de abogados y asesores fiscales de PricewaterhouseCoopers, que también destaca que para 2010 existirán tribunales con competencias supranacionales, principalmente en delitos contra la propiedad intelectual, que dirimirán los problemas jurisdiccionales que surjan entre los países.

El informe también prevé la situación de diversos sectores dentro de cinco años. Así, en la parcela de la propiedad intelectual se indica que la legislación española se centrará en regular la distribución de contenidos a través de la red. En la cuestión de los dominios y las marcas, el informe anticipa la aparición de dominios territoriales, aumentados por los nacionalismos y regionalismos. En cuanto a los datos personales, hace hincapié en que se crearán sistemas más sofisticados para analizar la conducta del usuario y se adecuará la legislación para proporcionar una mayor protección de los derechos del mismo.

La comisión de fraudes, estafas y delitos en Internet acelerará la necesidad de nuevas formas de investigación policial y colaboración supranacional, así como la tipificación uniforme de los daños informáticos en los países de la UE.

El análisis de Landwell también prevé un incremento por parte de los trabajadores del uso de Internet para la extracción de información confidencial de la empresa y su posterior difusión. Ante esta práctica de uso laboral de Internet, se consolidará el derecho de la empresa a exigir un uso leal de los recursos electrónicos que pone a disposición del trabajador.

Durante los próximos cinco años parece difícil que los comercios electrónicos virtuales renuncien a la agilidad actual en las transacciones, si bien la generalización de la firma electrónica permitirá aplicar el principio de integridad a la totalidad de la transacción, que actualmente solo garantiza la confidencialidad y la autenticidad. Asimismo, la banca podrá introducir más fácilmente la firma electrónica entre sus clientes locales.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados