“El objetivo de Microsoft es democratizar el software de virtualización”

Con la nueva versión R2 de Windows Server 2008, Microsoft ha incrementado la seguridad, fiabilidad, disponibilidad y rendimiento del sistema, además de ampliar las posibilidades de conectividad y control desde fuentes locales a remotas. Como nos ha explicado Emilio Paz, el objetivo es que las pymes puedan tener acceso también a un hypervisor sin coste añadido para sus proyectos de virtualización.

Publicado el 04 Dic 2009

86887_92

Lores Serrano. Computing

¿Qué novedades en virtualización incorpora Windows Server 2008 R2?
Incluye muchas, pero fundamentalmente tienen que ver con nuevas funcionalidades de alta disponibilidad, es decir, que eviten que se caigan los servidores, y si se caen que sean de fácil y rápido reemplazo; también introduce tecnologías de migración en caliente en máquinas virtuales… en definitiva capacidades que el cliente nos estaba demandando y que a día de hoy no teníamos en la versión 2008 de Windows Server. Por otro lado, incorpora novedades en la gestión y administración de máquinas virtuales y en todos los casos orientadas a la alta disponibilidad.

También incluye novedades en el campo de los procesadores…
Sí, ahora soporta más 200 cores o núcleos por cada máquina física, pero lo más importante es que somos capaces, junto con tecnología de Intel, decidir el reparto de la carga de trabajo entre los cores. Es la tecnología Core Parking que estamos integrando en Windows Server y el Hyper-V.

Y también añade la virtualización de escritorio…
Sí. Nosotros no teníamos una solución VDI y ahora la introducimos en Hyper-V. Hemos cambiado el nombre de Terminal Server, que era nuestro software de acceso remoto a aplicaciones, a Remote Desktop Services (RDS), cambiando ese modelo al acceso remoto a PCs. Lo que buscamos es que el cliente acceda a través de su navegador, vía Terminal Server o RDS, a sus aplicaciones o PC de forma remota y a través de una única consola. Y esto los fabricantes de virtualización no lo pueden ofrecer: sí tienen soluciones de escritorio virtual pero no de aplicaciones virtual. Nosotros sí, y además no como solución independiente, sino que es una de las funcionalidades más incluidas en el sistema operativo.

¿En qué supera el nuevo Hyper-V a su predecesor?
La primera vez que lanzamos Windows Server 2008, que fue en febrero, no salió con el hypervisor. Hyper-V lo lanzamos en julio del año pasado. Ahora, se integra en la versión R2 de Windows Server y seguiremos avanzando. Además, los clientes no tienen que pagar un extra por las mejoras que estamos introduciendo. Mejoras, que son el resultado de 12 meses de experiencia, como optimización del rendimiento, nuevos acuerdos de interoperabilidad como el firmado con Red Hat, y en la administración de Hyper-V para ofrecer una mayor disponibilidad.

Desde su lanzamiento en julio de 2008, ¿Hyper-V les ha permitido captar más clientes de Windows Server?
Virtualización es una de las tecnologías que más escuchan los clientes. Por tanto, la introducción de Hyper-V en el sistema operativo para servidores es una de las tecnologías que estamos utilizando para que los clientes adquieran nuevas tecnologías. Y desde su salida al mercado hasta el cierre de nuestro ejercicio fiscal de 2009, que fue el 30 de junio, ha crecido un 420 por ciento, cuando el mercado de la virtualización decreció un 8,4 por ciento. El mensaje es claro, virtualización es igual a ahorro de costes y mejoras en la administración.

¿Cuál es su estrategia de virtualización?
Nuestra estrategia es considerar que la virtualización es una parte más del sistema operativo Windows, a diferencia de otros fabricantes, incluso de Linux como Novell o Red Hat, que están sacando su propio software de virtualización. Además, nuestra directriz es no incrementar los precios del sistema operativo por enriquecerlo con mejoras que el mercado nos está pidiendo, y que en este caso de la R2 pasan por la virtualización.

Hablando precisamente de Linux, en febrero llegaron a un acuerdo de interoperabilidad con Red Hat, ¿en que se ha materializado ya esta alianza?
Estamos ya trabajando en algunos clientes, pero sobre todo, se materializa en la confianza que para nosotros tiene la plataforma Windows como software de virtualización. Al final, cuando se habla de virtualizar, hablamos de virtualizar en un entorno Windows, máquinas Linux. Y si no nos entendemos bien con ellos, no damos confianza a los clientes de que Linux va a correr bien en Windows y viceversa. Por ello, todos los fabricantes de sistemas operativos estamos trabajando en estos proyectos de interoperabilidad para dar conciencia al cliente de que, al margen de que sus máquinas virtuales sean de Windows o Linux, sean entornos de virtualización que se entiendan entre sí.

¿El acuerdo con Citrix e ITway entra también dentro de esta iniciativa?
Con Citrix llevamos muchos años de relación tecnológica y comercial. Es cierto que el acuerdo con ellos era en el ámbito del acceso remoto a aplicaciones con Terminal Server, y ahora hemos hecho una extensión de dicha relación al entorno de los PCs virtuales, VDI. En definitiva, es un nuevo pilar de trabajo y desarrollo conjunto en materia de virtualización. Entre Citrix y Microsoft copamos el mercado de thin client con una cuota de mercado enorme, y ahora queremos trasladar esta situación al segmento de los PCs virtuales. Luego, el papel de ITway, es que es uno de los principales mayoristas de Citrix, que no está en el canal de Microsoft, pero nos presentó el proyecto de desarrollo de negocio de virtualización al que no pudimos decir que no.

¿Estos acuerdos de interoperabilidad es una ayuda para contrarrestar el avance de VMware?
VMware forma parte del programa de compatibilidad de Windows Server, pero lógicamente tenemos estrategias distintas. Nosotros vamos con el sistema operativo enriquecido con software de virtualización, y además vemos que la parte del hypervisor, el mercado tradicional de virtualización, ya está comoditizado. Casi todos los hypervisores, incluido el de Microsoft, poseen funcionalidades similares. Pero nosotros estamos en el modelo de hypervisor gratuito con todas las funcionalidades y VMware cobra grandes cantidades de dinero por su hypervisor. El objetivo de Microsoft, en cambio, es democratizar el software de virtualización, es decir, que lo que hasta ahora están utilizando las grandes compañías lo puedan emplear las pequeñas y medianas empresas. Y ahí es donde estamos invirtiendo más para desarrollar este mercado. Asimismo, según IDC en el mismo periodo de tiempo en el que nuestro Hyper-V ha crecido un 420 por ciento, VMware ha decrecido un 14,3 por ciento, y esto significa que los clientes se están dando cuenta de las ventajas que tiene un hypervisor estandarizado como Hyper-V, que ofrece todas las funcionalidades sin tener que pagar un coste añadido.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3