EMC presenta nuevos sistemas de almacenamiento VPLEX

En el marco de su evento anual EMC World 2010, la firma ha presentado V-Plex una nueva tecnología permitirá a las compañías acceder y mover gran cantidad de datos entre diferentes clusters de almacenamiento a largas distancias, haciendo frente a los problemas de latencia y ancho de banda. Un paso clave para facilitar la construcción de nubes privadas.

Publicado el 12 May 2010

Con la ciudad de Boston como telón de fondo, EMC ha dado el pistoletazo de salida un año más a su cita anual EMC World, que se extenderá durante toda la semana y que, en su edición 2010, la firma ha elevado como pilar de su estrategia el comienzo de su camino hacia el cloud computing privado.

Y, ¿por qué ahora EMC dirige su estrategia a ayudar a sus clientes a construir nubes privadas? En su discurso de apertura, Joe Tucci, presidente y CEO de EMC, daba la explicación. En la actualidad, “la tecnología se ha convertido en algo muy complejo, no del todo eficiente, flexible, además de costosa. Esto ha dado fruto a que el 72 por ciento de los recursos de un negocio se destinen a mantener la infraestructura de TI y que tan sólo el 28 por ciento se invierta en innovación y nuevas tecnologías”.

De acuerdo con el directivo, lógicamente, esto es un problema, pero no es el único. Además, desde algún tiempo se está hablando de la explosión de la información producida, especialmente, por lo nuevos dispositivos móviles y los contenidos multimedia. “En 2012, el volumen de información que se generará será de 35,2 zettabytes; en 2009, manejamos unas cifras de 0,8 zettabytes. Es decir, nos encontramos ante un factor de crecimiento del 48 por ciento”. Una gran cantidad de información de la que un 80 por ciento las empresas tendrán que encargarse de gestionar. Por este motivo, Tucci aludía a la necesidad de dar origen a una nueva propuesta que permita hacer que las diferentes tecnologías existentes en un CPD, referidas especialmente a los sistemas de almacenamiento, puedan trabajar juntas y, además, que sean capaces de gestionar tal cantidad de datos desde diferentes ubicaciones.

En este sentido, la compañía ya venía dando forma a un concepto que, ahora, se ha convertido en base de una nueva tecnología. Pat Gelsinger, presidente y COO de Information Infraestructure Products de EMC, adelantaba hace un par de meses que la firma estaba trabajando en torno a lo que ha denominado como almacenamiento virtual (Virtual Storage). Un concepto bajo el que se esconde otro muy importante: la ‘federación del almacenamiento’. Localmente y a distancia la federación agrupa de forma transparente múltiples sistemas de almacenamiento y permite que funcionen como una sola unidad de trabajo, uniendo centros de datos separados en un gran centro de datos virtual. En general, el almacenamiento virtual es un componente importante en la cloud privada, ya que permite disponer de una infraestructura de TI más simple y ágil, y con ahorro en costes.

Ambos conceptos, Virtual Storage y la federación del almacenamiento distribuido serán, por tanto, las nuevas claves que EMC ofrece como parte importante del desarrollo de la nueva tecnología VPLEX. Se trata de una nueva propuesta para mover y acceder a los datos eliminando las principales limitaciones que conlleva realizar dichas acciones entre clusters de almacenamiento a grandes distancias, como son los índices de latencia y la necesidad para superarla a través de contar con un mayor ancho de banda. En este sentido, los nuevos equipos que EMC ha presentado VPLEX Local y VPLEX Metro y los que lanzará en 2011, VPLEX Geo y VPLEX Global, darán la posibilidad a las compañías de mover, tanto sincrónica como asincrónicamente, y sin disrupciones, miles de petabytes de datos y máquinas virtuales que se encuentran a cientos de kilómetros de distancia, permitiendo, como una de sus características más importantes, balancear dinámicamente los flujos de trabajo en toda aquella localización en las que se encuentren los sistemas de almacenamiento.

Para ello, una de las claves es la distribución coherente de las capacidades de la caché que permite mejorar los problemas de latencia y ancho de banda que aumentan cuando regularmente se accede y se reubican gran cantidad de información a tiempo real en largas distancias. Y es que, a medida que los datos almacenados están más lejos están se incrementa la latencia y se requiere más ancho de banda.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

A
Ana Adeva

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2