HP prepara la transición a Itanium de núcleo dual

Los nuevos sistemas corren con el antiguo Madison.

Publicado el 15 Mar 2006

Hewlett-Packard tiene ya lista para lanzar al mercado su tercera generación de sistemas Superdome, la familia de servidores que corre con el chip Itanium 2 para grandes sistemas.

Pero el fabricante no estrena esta última gama con nueva tecnología de chip, como estaba previsto. Debido al retraso en la llegada de Montecito -el procesador Itanium 2 de núcleo dual-, HP lanza sus nuevos Superdome con el procesador que ya existía en la generación anterior: Itanium 2 conocido como Madison.

Eso sí, el chipset de HP incluye mejoras de rendimiento que la firma cifra entre el 30 y el 35 por ciento con respecto a los sistemas anteriores, además de que ha preparado una transición suave para cuando por fin esté disponible Montecito.

La primera generación de los servidores Unix de HP utilizaba un chipset interno conocido como Yosemite, encargado de conectar unos procesadores a otros y a los subsistemas de memoria y networking.

La segunda generación empleaba el chipset Pinnacles, mientras esta tercera que debutará en breve corre sobre Arches. La cuarta generación de Superdome, que Intel prevé para 2008 estrenará igualmente chipset (Windjammer) junto a la siguiente versión de Itanium 2: Tukwila, que se sitúa entre la llegada de Montvale y de Poulson.

A pesar de los retrasos en la llegada de Montecito como primer Itanium de núcleo dual, HP pretende facilitar una transición sencilla a este chip (cuando llegue presumiblemente en verano).

El principal motivo esgrimido para actualizar a Montecito, que tendrá dos núcleos capaces de ejecutar dos tareas cada uno, es que prácticamente duplicará el rendimiento del actual Itanium 2.

El chip se ha posicionado como una plataforma Unix destinada a la gama alta, que compite con IBM, Dell y Sun con modelos servidor adoptados por fabricantes como Unisys, SGI, NEC, Fujitsu, Bull o Hitachi.

Las previsiones de HP pasaban por facturar a través de Itanium un 50 por ciento de los ingresos procedentes de su gama PA-RISC -a la cual sustituye- a finales de 2005. Ya en 2006, los ingresos de la firma a escala global suponen el 30 por ciento de sus sistemas PA-RISC, por lo que no prevé alcanzar esta meta hasta año y medio después.

Sin embargo, las últimas predicciones de IDC conceden a Itanium una visión bastante alentadora. La consultora estima que el mercado Itanium crecerá desde los 1.400 millones de dólares registrados en 2004 hasta los 6.600 millones de la misma moneda en 2009.

Para llegar a este fin, HP completa los avances tecnológicos de Intel con campañas de I+D y de Marketing. Así, después de impulsar la creación de la Itanium Alliance en septiembre del pasado año, la compañía de Mark Hurd emprende ahora una campaña para promocionar las infinitas posibilidades de sus servidores Integrity basados en Itanium.

También ha desvelado que financiará la mitad del capital que esta asociación pretende destinar al desarrollo del chip. Así, de los 10.000 millones de dólares que se prevén invertir de aquí a 2010, HP aportará 1.000 millones de dólares por año. En la Itanium Alliance aparecen fabricantes OEM y partners de software como HP, Intel, Unisys, SGI, Fujitsu, Oracle, Red Hat o Microsoft.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados