InformesInfraestructuras

Los CPD alcanzarán 590 millones de m2 en 2018

IDC junto a Schneider Electric indican que los data centers deberán adaptarse a las nuevas cargas de trabajo, y ser más inteligentes y más eficientes energéticamente

La consultora IDC, con la colaboración de Schneider Electric, ha presentado las conclusiones del informe FutureScape 2018, a partir de las encuestas realizadas a más de 500 responsables y perfiles decisores de TI de empresas europeas con más de 30 servidores instalados y un mínimo de 100 empleados, analizando la situación actual y tendencias del mercado de los Data Centers.

En su informe, estiman que la demanda de espacio en los Data Centers continuará creciendo hasta alcanzar 590 millones de metros cuadrados en 2018, y en concreto el espacio pertenecientes a proveedores de servicios aumentará en 48,95 millones de metros cuadrados en todo el mundo. Asimismo, los proveedores de servicios representarán el 45,6% de la construcción de nuevos data centers de alta gama en 2018.

Del estudio se desprende que el data center del futuro estará marcado por las nuevas cargas de trabajo y la diversificación de las TI, y que será más inteligente y más eficiente energéticamente, con un aumento de los microdatacenter y el edge computing. Tal y como ha dicho Michael Dalala, Vice Presidente de IT Division de Schneider Electric en España, “estas tendencias representan una clara oportunidad para Schneider Electric, como expertos en simplificar la planificación, diseño y operación del data center, proporcionando valor de negocio mediante la mejora de la velocidad de despliegue, el coste y el rendimiento del entorno. Dichos beneficios redundan en una mejora en la expansión del negocio y la mejora en la entrada al mercado de nuevos servicios en un mercado de rápido crecimiento”.

Situación actual

En los últimos años, han tenido lugar unos cambios tanto en los negocios como en la tecnología que están ejerciendo presión sobre los data centers tradicionales:

- Según el Black Book de Q2-2016 de IDC, se estima que el crecimiento acumulado en gasto relacionado con servicios cloud en España será de un 24%.

- La ubicación de muchos CPDs no es adecuada para las necesidades actuales.

- Las tareas de mantenimiento y operación de los data centers tradicionales están absorbiendo una cantidad creciente de recursos humanos.

- Hay una cantidad elevada de data centers que tienen más de cinco años. Esta situación genera ineficiencias a corto y medio plazo.

El data center del futuro

Muchas organizaciones de TI reconocen que tanto el diseño, como la construcción y la expansión del centro de datos, están superando sus capacidades internas. Por este motivo, están adoptando estrategias de outsourcing. Algunas empresas continuarán construyendo y operando dichas instalaciones, pero la tendencia general será en confiar estos proyectos a compañías especialistas.

Según las predicciones del estudio FutureScape de IDC, las características del CPD del futuro deberán adecuarse a las nuevas cargas de trabajo y a la diversificación de las TI:

- Nuevas cargas de trabajo: El 65% de las inversiones de infraestructura en el datacenter serán para sistemas de relación, conocimiento y acción, frente al mantenimiento de los sistemas de registro actuales.

El CPD del futuro deberá adecuarse a las nuevas cargas de trabajo y a la diversificación de las TI

- Diversificación de las TI: El 65% de los activos TI de las empresas actuales residirán en entornos cloud en data centers fuera de las propias instalaciones de la empresa, mientras que un tercio del personal TI serán empleados de proveedores Cloud.

- Data Center Inteligente: el 60% de las empresas utilizarán centros de datos con un nivel avanzado de instrumentación, que usarán la automatización para aumentar la eficiencia, y vincular el gasto TI al valor de negocio.

- Micro-datacenters y Edge Computing: el 30% de los activos TI residirán en microdatacenters y puntos de servicio fuera de localizaciones centralizadas (Edge Computing).

- Eficiencia energética: La legislación medioambiental, cada vez más exigente, así como las políticas corporativas de sostenibilidad de muchas organizaciones, están impulsando que el data center sea energéticamente eficiente. El 8% de los nuevos CPD usarán energías renovables o alternativas como fuente principal de alimentación, mientras que las nuevas arquitecturas de refrigeración y de rack continuarán mejorando la eficiencia energética.

Computing 806