Intel avanza en rendimiento y eficiencia

Llega Woodcrest como nuevo Xeon dual.

Publicado el 28 Jun 2006

Intel continúa evolucionando en su plataforma de procesador destinada al segmento empresarial. Como estaba previsto, ha presentado su nuevo chip de núcleo dual Woodcrest, “que frente a la generación anterior de núcleo dual gana un 40 por ciento en rendimiento -2,5 veces más rendimiento si se compara con los Xeon de un solo núcleo- y hasta un 30 por ciento en términos de eficiencia de consumo energético”.

Así lo explica Frederico Carvalho, director de Desarrollo de Mercado Empresarial en Intel, quien indica también que “Woodcrest proporciona una memoria más rápida y fiable, un acceso más ágil y fiable a las aplicaciones que reduce el sobrecalentamiento gracias a la tecnología I/O y un soporte de virtualización hardware y software 64 bits”.

La nueva plataforma la secuencia 5100 de los Xeon- ha sido construida bajo el formato de 65 nanómetros y se basa en la micro arquitectura Core de Intel.

Esta arquitectura supone la base de los próximos procesadores de Intel, y, además de Woodcrest, está actualmente representada por los chips Merom para portátiles y los Conroe para el entorno de PC sobremesa.

En concreto, Woodcrest queda limitado a servidores de dos vías de núcleo dual -cuatro CPUs en total- y en principio se comercializará en frecuencias de hasta 3 GHz con un Front Side Bus (FSB) de 1.333 MHz y 4 Mb de memoria caché L2 compartida entre ambos núcleos.

En el tercer trimestre del año habrá también una versión de bajo voltaje a 2,33 GHz y una potencia de diseño térmico de 40 vatios, consumiendo actualmente 80 vatios para los 3 GHz y 65 vatios en el resto de modelos.

El nuevo procesador llega solamente un mes después de la salida al mercado de Dempsey, un modelo Xeon también de núcleo dual construido con la anterior micro arquitectura, y que por tanto no cuenta con las últimas mejoras en rendimiento y eficiencia energética. Así, “Woodcrest será la plataforma de futuro, aunque convivirá con Dempsey durante un tiempo, cada uno orientado a una gama de mercado”, siendo Woodcrest el chip destinado al high-end.

Paralelamente, Intel seguirá avanzando en su estrategia de producción de 45 y 32 nanómetros. Esto supone una importante ventaja al ir adelantado a los procesos de fabricación de AMD, compañía que sí supo ganar a Intel en el tiempo al lanzar los primeros procesadores x64 y ser también el primero en adoptar el núcleo dual para los Opteron destinados a servidores empresariales. HP, IBM, Dell, Airis, Bull o Inves son algunos de los fabricantes que ya han adoptado Woodcrest en sus diseños servidor.

Por otra parte, el gigante de los chips espera que por fin llegue su versión del chip Itanium de núcleo dual este verano.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados