Intel Core vPro marca las pautas del PC corporativo del siglo XXI

La tercera generación de procesadores Intel Core VPro viene a resolver las problemática actual de las compañías en torno a capítulos tan críticos como la seguridad, la virtualización, la transición a la nube o el mantenimiento de su parque de ordenadores. Seguridad integrada, rendimiento inteligente y gestión remota, son sus señas de identidad.

Publicado el 28 Jun 2012

73674_40

La necesidad de contar con una arquitectura pensada para y por la empresa, hacen de esta generación de procesadores los candidatos idóneos para constituir la base tecnológica de las plataformas corporativas, toda vez que cumplen con las necesidades de los CIO relacionadas con la integridad de la información, la mejora de la administración de los equipos y la gestión TI en un entorno definido por el cloud computing.

Seguridad
Seguridad es la gran baza de los Intel Core VPro que la integran de forma nativa y natural. Los ingenieros de la multinacional han apostado por la seguridad integrada con el fin de ofrecer a las organizaciones un escudo de protección desconocido hasta hoy, por su alcance y eficacia. Las nuevas características han sido pensadas para afrontar las preocupaciones de la gestión de la seguridad de TI, desde la amenaza de los virus y el malware hasta el acceso seguro y la protección de los datos. Permite incrementar la protección contra malware y rootkits en entornos virtuales y físicos con la tecnología de ejecución de confianza Intel4 y la tecnología de virtualización Intel5. La codificación de los datos empresariales relevantes queda garantizada a través de las instrucciones Intel Advanced Encryption Standard-New Instructions (AES-NI), sin que se produzca una ralentización del rendimiento de los sistemas. Los usuarios corporativos también pueden sentirse seguros en caso de robo o pérdida de su ordenador, merced a la tecnología antirrobo de Intel 4.03 que desactiva de forma automática el acceso de modo remoto o local. Algo que se podrá restaurar de forma fácil e inmediata en caso de recuperación del equipo.

Rendimiento inteligente

El rendimiento es otro de los capítulos que se ha visto optimizado con la tercera oleada de procesadores Intel Core vPro, con una ganancia sensible en los tiempos de acceso, en la realización de las tareas y en la mejora de la productividad, propiciando altos niveles de satisfacción en los usuarios de estas máquinas. Un punto que se agradece es el arranque instantáneo, que se traduce en estar siempre conectados y actualizados. En suma, nuevas tecnologías que ayudan a los usuarios a ser más productivos, con más frecuencia. La multitarea se ha visto multiplicada por dos. Intel Core vPro permite codificar datos importantes hasta cuatro veces más rápidamente y ejecutar aplicaciones de productividad empresarial con un 60% de ahorro en los tiempos, frente a un ordenador personal de hace tres años. Y es que estos procesadores han sido concebidos para cubrir las urgencias del entorno de trabajo actual, pero sin perder de vista a la lógica de uso y consumo. Como es el caso de la tecnología Intel Turbo Boost 2.0 que adapta el rendimiento para tareas exigentes y ahorra energía cuando no se necesita rendimiento adicional. O la tecnología Hyper-Threading con procesamiento multitarea de hasta ocho hilos que permite contar con una mayor productividad cuando se trabaja con varias aplicaciones de oficina.

Gestión remota

La gestión de los PC es un apartado especialmente sensible para los CIO de las compañías, en lo que atañe a presupuesto y recursos de los departamentos de Sistemas, cada vez más escuálidos. Gracias a las prestaciones de gestión remota, Intel Core vPro se convierte en una opción apetecible para el CIO ya que consigue que la gestión de los equipos sea más fácil y rentable, en tanto que reduce los costes de mantenimiento con la configuración, diagnóstico, reparación y aislamiento remotos de los ordenadores infectados aunque no respondan. Como consecuencia, se reduce las visitas de mantenimiento hasta en un 56% y se descubre de forma remota lo que los usuarios podrán ver desde todos los modos, incluso más allá del cortafuegos, gracias al control remoto KVM. También contempla el apagado, encendido y actualización remotos asistidos por hardware de equipos en horas fuera de oficina para reducir los costes energéticos y realizar la saturación de parches un 56% más rápido.

Nuevos formatos

Los nuevos procesadores de Intel ponen una lápida encima del ordenador convencional: por su arquitectura y diseño nacen aptos para nuevas e innovadoras plataformas de hardware. Podemos distinguir tres modos posibles. La primera categoría va destinada a los trabajadores móviles, que pueden elegir entre una amplia variedad de finos ligeros clientes empresariales que combinan con fuerza la seguridad integrada con el rendimiento inteligente. En la segunda modalidad, se enmarca el Ultrabook, el nuevo concepto de dispositivo definido por Intel, que define la evolución inmediata de los equipos portátiles, más elegantes, delgados y optimizados para el consumo. Y para oficinas de espacio reducido, Intel aconseja los clientes All-in-one con interfaz táctil, disponibles en variados y atractivos diseños.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5