NoticiasInfraestructuras

Innovación, industria y formación para llenar la España vaciada

Un documento de la Fundación I+E apela a la colaboración público-privada y la atracción de inversiones para reequilibrar territorios, población y riqueza.

La Fundación I+E, entidad integrada por multinacionales con larga presencia en España, ha presentado en el marco de la COP25 el informe “Palancas para mover España. Innovación, Industria y Formación ante reto demográfico”.

El acto, celebrado en el Foro Acción Sectorial e Innovación de la Zona Verde de la COP25, ha contado con la participación de Paloma Cabello, primera europea en pertenecer al Consejo Asesor Global del MIT Enterprise Forum, Mª Angeles Fernandez, representante de la Red SSPA y directora general de FOES (Federación de organizaciones empresariales sorianas)., Secundino Caso, presidente de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR), Luis de Cristóbal, creador y director de (Re)Pueblo, y Renato Del Bino, director general de la Fundación I+E, quien ha actuado como moderador (Ver la sesión completa en este enlace).

Elaborado por la Fundación I+E, el informe pretende ofrecer una visión reveladora acerca de cómo la innovación, la industria y la formación pueden contribuir, a través de la colaboración entre las instituciones y la sociedad civil, a combatir el reto demográfico. Como punto de partida, recoge algunos datos, procedentes de distintas fuentes, como:

  • El 30% del territorio concentra el 90% de la población.
  • El medio rural pierde una media de cinco habitantes cada hora.
  • A pesar de ser el país con más superficie despoblada del Sur de Europa, España alberga 23 de las 33 parcelas de un Km² más densamente pobladas del continente.
  • En 1.200 pueblos españoles no hay censado ningún niño menor de cinco años, y en 311 localidades no vive ningún joven menor de 20 años.

El documento incide en aspectos como el impacto económico y los efectos de la desindustrialización; los aspectos que pondrían en valor la vida en los pueblos (conectividad de banda ancha, infraestructuras, factores vertebradores, fiscalidad…); las distintas políticas y actuaciones desarrolladas desde la UE, España y a través de la sociedad civil; el papel de las empresas, como arte y parte en el reto demográfico. A partir de estos escenarios, se formulan cuatro palancas que pueden contribuir a reequilibrar territorios, población y riqueza:

  • Innovación para mover territorios y sociedades. Se muestran ejemplos de proyectos innovadores que actúan como vertebradores de los territorios, a través de la colaboración entre empresas, instituciones públicas, universidades, pymes locales y startups.
  • Tecnología para mover la productividad y el progreso. La llegada de la tecnología 5G, con un despliegue bien dirigido, debería allanar el camino hacia la plena conectividad de los territorios. Se incide también en la digitalización, la agricultura 4.0 o el desarrollo de aplicaciones avanzadas e iniciativas que promuevan nuevas actividades sostenibles
  • Industria para mover la economía y los recursos. La explotación de los recursos autóctonos puede ser una vía para el desarrollo de industrias que dinamicen las economías y las sociedades. Se apela a un plan industrial a nivel nacional que tenga en cuenta las fortalezas de las regiones.
  • Formación para mover el conocimiento y el empleo. A través de iniciativas escolares vinculadas a los territorios, como las que ya funcionan en algunos pueblos y comarcas, así como formación profesional, en habilidades digitales, iniciativas de empresas…Todo ello respaldado por un modelo de educación sostenible a largo plazo.

Desde una visión multinacional, se describen algunas iniciativas europeas que en buena medida se han valido de estas palancas para revitalizar zonas despobladas o mantener la vertebración de los territorios. Es el caso de los proyectos llevados a cabo en Laponia (Finlandia) o en las Tierras Altas de Escocia, así como el ejemplo de las Mittelstand, en Alemania.

Computing 789