NoticiasInfraestructuras

Un presunto ciberataque israelí causa explosiones en una central nuclear iraní

Un ataque cibernético de hackers respaldados por Israel causó grandes incendios y una explosión en la instalación nuclear de Natanz en Irán la semana pasada, informó el periódico kuwaití Al-Jarida.

El periódico citó una fuente anónima para afirmar que el ataque del jueves se llevó a cabo en represalia por los presuntos intentos de Teherán de hackear la infraestructura hídrica de Israel en abril, un esfuerzo que fue estropeado por las defensas cibernéticas israelíes.

Se espera que el incidente retrase el programa de enriquecimiento nuclear de Teherán en aproximadamente dos meses.

Al-Jarida afirmó además que el 26 de junio, aviones de combate furtivos F-35 israelíes bombardearon un sitio en la zona de Parchin de Irán, que probablemente albergaba un complejo de producción de misiles.

La instalación nuclear de Natanz se encuentra a casi 250 km al sur de Teherán y se extiende en un área de unos 100.000 metros cuadrados. Incluye varias instalaciones subterráneas, con 25 pies de hormigón para ofrecer protección contra ataques aéreos enemigos.

En un comunicado, Behrouz Kamalvandi, portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, dijo que la causa del incendio en las instalaciones de Natanz había sido determinada y se divulgaría más tarde.

Kamalvandi admitió que el incidente en Natanz había causado daños importantes en la instalación, lo que podría ralentizar la producción de centrifugadoras avanzadas utilizadas para enriquecer uranio.

Añadió que el edificio dañado sería reemplazado por uno más grande, equipado con equipos más avanzados.

El ministro de defensa de Israel, Benny Gantz, dijo a Israel Radio el domingo que Israel no estaba "necesariamente" detrás de cada misterioso incidente ocurrido en Irán.  "No todos los incidentes que ocurren en Irán están necesariamente conectados con nosotros", dijo Gantz. "Todos esos sistemas son complejos, tienen limitaciones de seguridad muy altas y no estoy seguro de que [los iraníes] siempre sepan cómo mantenerlos", agregó.

El jefe de defensa civil de Irán, Gholamreza Jalali, dijo a la televisión estatal la semana pasada que Irán tomaría represalias contra cualquier país que lleve a cabo ataques cibernéticos en sus sitios nucleares.

"Responder a los ataques cibernéticos es parte del poder de defensa del país", dijo Jalali. "Si se demuestra que nuestro país ha sido blanco de un ataque cibernético, responderemos".

Tres funcionarios iraníes le dijeron a Reuters que el incendio de Natanz probablemente fue causado por un ataque cibernético, aunque no dieron ninguna evidencia en apoyo de la reclamación. Uno de los funcionarios dijo que los enemigos de Irán han llevado a cabo actos similares en el pasado.

En 2010, el virus Stuxnet, que se cree que fue desarrollado conjuntamente por los Estados Unidos e Israel, se utilizó para atacar las instalaciones de Natanz.

Durante el ataque, el Stuxnet hizo que alrededor de 1.000 centrifugadoras giraran fuera de control, dañando el equipo y causando un riesgo para la vida humana.

Computing 793
LO + LEÍDO