NoticiasInfraestructuras

La ópera de El Liceu sigue viva gracias a Econocom Nexica y NetApp

Durante el confinamiento, la base de datos del Liceu ha estado abierta a todo el público para continuar ofreciendo cultura.

El Gran Teatre del Liceu trabaja codo con codo con Econocom Nexica desde hace cinco años para aplicar la tecnología NetApp en diferentes proyectos con el objetivo de cubrir todas sus necesidades tecnológicas y de mejorar y ampliar el servicio a su público, también en línea.

La Fundación del Gran Teatre del Liceu lleva más de cinco años trabajando con Econocom Nexica y NetApp para dar respuesta a sus necesidades tecnológicas

Concretamente el proyecto de digitalización del archivo histórico del Liceu de Barcelona tiene la intención de recoger toda la información artística y el material gráfico como fotografías y programas de mano recopilados a lo largo de toda su historia, desde su creación en 1847. En la actualidad este proyecto ya ofrece al público los últimos 27 años de su historia, los que van desde el incendio de 1994 hasta la actualidad. En próximas fases la oferta se irá extendiendo la oferta hasta llegar a ofrecer la totalidad del material desde su inauguración en abril de 1847.

Durante el confinamiento, el Liceu también ha lanzado su proyecto de butaca digital, en colaboración con el Teatro Real de Madrid, con una amplia variedad de títulos de las mejores operas disponibles para ver en streaming.

Óptimo rendimiento, fiabilidad y gestión

El jefe de servicios de informática de la Fundación del Gran Teatre del Liceu, Albert Sust, afirma: “Econocom Nexica ha sabido interpretar nuestras necesidades tecnológicas y adaptarlas a nuestro entorno. Tenemos soluciones basadas en tecnología NetApp, que es sinónimo de óptimos rendimiento, fiabilidad y gestión.”

“Nexica –declara Sust– ha sido clave para entender las necesidades tecnológicas del Liceu en sus diferentes ámbitos y recomendar la mejor solución. Todo ello gracias a su profesionalidad, proximidad y conocimiento que posee el proveedor como usuario de la tecnología NetApp”.

Por su parte, el asesor comercial de Nexica para el Liceu y experto certificado en NetApp, Carles Biosca, añade que el “know-how” es vital para dar un servicio excelente: “La experiencia adquirida en la implantación y explotación de los sistemas NetApp en nuestros centros de datos nos permite ofrecer unos niveles muy altos de calidad a nuestros clientes para abordar los proyectos en sus instalaciones y ofrecer hibridaciones entre sus sistemas y nuestros centros de procesamiento de datos (CPDs), ya sea para sistemas de producción, DRaaS (Disaster Recover as a Service), o backup deslocalizado.

Un objetivo claro: máximo aprovechamiento con la mayor simplicidad

En el caso del Liceu y desde hace cinco años, Econocom Nexica ha utilizado distintas familias del portfolio de NetApp para cubrir cada entorno. Los sistemas FAS de NetApp han aportado al Gran Teatre del Liceu una amplia gama de funcionalidades avanzadas, así como fiabilidad y monitorización de su entorno de almacenamiento. La gama E-Series ha sido de gran utilidad para el Liceu, ya que les ha permitido disponer de entornos de backup y archivado a un coste muy competitivo. Gracias a esta tecnología, el Liceu puede alojar su backup/DR en el propio teatro, y replicarlo a los sistemas NetApp alojados en el data center de Econocom Nexica. Esto les permite una deslocalización de los datos y una mayor protección.

También se ha utilizado otro sistema E-Series para llevar a cabo una digitalización de todos los archivos históricos del Gran Teatre del Liceu, creando así un fondo artístico de gran interés y valor, al alcance de cualquiera.

Además, los equipos unificados NAS/SAN han permitido tener todos los servicios del Liceu centralizados y utilizar todos los protocolos de forma nativa, simplificando toda la infraestructura y su gestión, adaptándose a las necesidades de cada entorno.

Sobre el Gran Teatre del Liceu

El Gran Teatre del Liceu, creado en 1847 en la Rambla de Barcelona, es un teatro de ópera que a lo largo de los años ha mantenido su función de centro cultural y artístico. Es uno de los símbolos de la ciudad.

Actualmente es un teatro de titularidad pública (Generalitat de Catalunya, Ayuntamiento de Barcelona, Diputación de Barcelona y Ministerio de Cultura y Deporte) administrado por la Fundación del Gran Teatre del Liceu, que incorpora, además de las citadas instituciones, el Consejo de Mecenazgo y la Sociedad del Gran Teatre del Liceu.

Computing 793