NoticiasInfraestructuras

T-Systems reduce su huella de carbono un 89% en su CPD de Cerdanyola

La filial de servicios digitales de Deutsche Telekom ha instalado 159 paneles fotovoltaicos en el Centro de Proceso de Datos de la compañía ubicado en Cerdanyola del Vallès.

Vista aérea del CPD de T-Systems en Cerdanyola
Vista aérea del CPD de T-Systems en Cerdanyola

T-Systems ha disminuido su consumo eléctrico en un 89% en el edificio de operación y ha reducido su huella de carbono en 15.154,63 kg de CO2 al año, con la instalación de 159 paneles fotovoltaicos en el Centro de Procesos de Datos (CPD), ubicado en el Parc de l’Alba en Cerdanyola del Vallès. La compañía avanza así en los objetivos estratégicos de Deutsche Telekom de reducir al máximo su consumo energético y alcanzar las cero toneladas de CO2 en sus emisiones para el año 2030.

Los nuevos paneles fotovoltaicos tienen una potencia total de 52.470 Wp, que se completa con un sistema de agua enfriada y energía eléctrica de la red de distribución local para lograr la potencia necesaria para el correcto funcionamiento del CPD. Este Centro de Proceso de Datos de T-Systems en Cerdanyola del Vallès se inauguró en noviembre de 2013, con una inversión de 47 millones de euros, cuenta con una superficie de 8.862 metros cuadrados y da servicio a multitud de empresas, nacionales e internacionales, y al sector público.

El objetivo de sostenibilidad y eficiencia energética ha sido una de las claves de este centro desde su concepción, desde la decisión de su ubicación en Cerdanyola del Vallés hasta el diseño de construcción de pasillos fríos confinados, o la inclusión de un sistema de generación, distribución de agua con motores asistidos por variadores de frecuencia y ventiladores en climatizadores IEC de volumen variable. Medidas que mejoran de forma exponencial la eficiencia energética de este CPD en comparación con otros de características similares.

Gracias a que la localidad de Cerdanyola del Vallés registra una temperatura media de entre tres y cuatro grados inferior a la del litoral de Barcelona, los equipos pueden trabajar más horas en modalidad ‘Free Cooling’ indirecto, es decir, utilizando la temperatura ambiente para enfriar el agua que refrigera el CPD a través de unos ventiladores, lo que también reduce el consumo energético y la huella de carbono un tercio en comparación con la compresión mecánica.

Perspectiva aérea del CPD de T-Systems en Cerdanyola
Perspectiva aérea del CPD de T-Systems en Cerdanyola

Por ello, el diseño del nuevo sistema de alimentación del CPD, que pasa a provenir casi en su totalidad de fuentes sostenibles, ha respetado e integrado el diseño original en la nueva instalación. Además, ha tenido en cuenta la tolerancia a fallos del sistema eléctrico, se ha realizado sin alterar la disponibilidad del CPD, y ha requerido una adaptación detallada y cuidadosa a las necesidades de servicios de los clientes que tienen alojados sus aplicaciones y datos en este centro.

T-Systems continúa avanzando en la mejora de la eficiencia energética en estas instalaciones, se están estudiando otros proyectos también basados en energías renovables como la instalación de un aerogenerador o un sistema de geotermia, para dar soporte al sistema de enfriamiento. “Tenemos un compromiso total con los ODS no solo a nivel corporativo sino también a nivel de individual entre nuestros empleados, de hecho, esta propuesta fue una medida sugerida por un empleado de la compañía a un buzón de sugerencias”, según ha informado David Mañas, director de Cloud Infraestructura y Seguridad.

Computing 802