OpiniónInfraestructuras

PUNTO TIC: El acabose de las redes sociales

Somos presos de las redes sociales, cada vez más disparatadas y estresantes.

Cada día temo más los avances de la inteligencia artificial y, en paralelo, la evolución de la estupidez humana. La tecnología, como una ola de innovación frenética, nos va aportando funcionalidades cada vez más maravillosas, con el objetivo de que nuestro bienestar se multiplique. La tecnología no quiere que memorices los sucesos ni las fechas (para eso está los agregadores de noticias y las agendas), ni que te especialices en Leonardo da Vinci o Troski (para eso está la Wikipedia); ni que recuerdes el número de teléfono propio ni de tus amigos y familiares (por favor, la agenda del iPhone se sobra demasiado). Quiere que veas el cine a su manera, todo muy personalizado, en una minipantalla hecha a tu medida. Y es que el fondo estás solo, por muy bien que te sientas acompañado.

Este año he hecho un experimento en Facebook, he quitado mi fecha de nacimiento. Resultado: me han felicitado tres gatos, cuando hace un año tuve al menos 90 notificaciones deseándome los mejores deseos. Qué conclusión extraigo: que si no estás en la cancha digital, no importas un carajo; porque nadie (salvo los muy tuyos) se va a acordar si has pasado una depresión por la Covid o si te sientes más inútil que un acomodador en Netflix. Es así, los mafiosos saben muy bien que su refugio es un Nokia 3130, el zapatófono finlandés que acabó relegado al vintage system. Estoy empezando a pensar que son las propias redes sociales las que te condicionan y manipulan. Tú te conviertes en un eslabón que contribuye a las fakes news o a las ideas más disparatadas. Han dado voz a colectivos sin fuste y justificado conspiraciones, convenciendo incluso a ilustres personajes. Artistas de pedigrí cinematográfico y taurino que caen en el ridículo, pero que se sienten apoyados por legiones de incondicionales arropados por la fecundidad de su tribu. La tierra es plana, el 5G es maligno, Bill Gates es el diablo y Donald Trump, su salvador. Es el acaBosé.

Computing 793