Sistemas de Soporte para la Gestión de la Deuda: más allá del Excel. Mariano Martín. Director de Banca de Neoris

En la situación actual mundial de crisis, las empresas están inmersas en una renegociación de su deuda; algunas obligadas por la falta de caja para poder cumplir sus compromisos y otras aprovechando los tipos de interés actualmente tan bajos (prácticamente cero).

Publicado el 14 Dic 2009

92444_42

En los últimos días, las principales empresas del Ibex están renegociando más de 61.000 millones de euros, 30 por ciento de la deuda total. En este contexto, la deuda pública está también registrando un aumento sustancial y se espera que en 2010 se sitúe en torno al 84 por ciento del PIB, frente al 69,4 por ciento de 2008 (fuente: bde). Así, muchas comunidades autónomas han realizado, o esperan realizar, fuertes emisiones de deuda durante los próximos meses. Como dato curioso, oficialmente cuatro de ellas ya han declarado que no cumplirán el tope definido en los presupuestos 2010.

Las operaciones sindicadas (préstamos, créditos, avales) y otras operaciones de financiación estructurada (project finance, acquisition finance, etc.) son el vehículo al que están recurriendo tanto las grandes empresas como las AAPP para financiarse.
Básicamente las operaciones sindicadas son operaciones de financiación de gran importe donde varios bancos se unen (‘sindican’) para poder repartir el riesgo de la misma entre ellos. Una EEFF hace de ‘agente’ y se encarga de coordinar a los bancos para poder conseguir las mejores condiciones para el cliente final y gestionar todo el proceso administrativo. Así, el cliente (una gran empresa o una AAPP) consigue una financiación recurrente a largo plazo en lugar de tener que ir cerrando operaciones parciales a condiciones peores. Estas operaciones suelen tener una estructura compleja (varios tramos, diferentes tipos de garantías, condiciones, avales, etc.).
La gestión de estas operaciones y los procesos que lleva implícitos nos son sencillos y nos lleva a pensar en la necesidad de dotar de sistemas de gestión a las tesorerías de las empresas y autonomías para dar soporte a estas operaciones tan complejas.
Incluso en muchas entidades financieras esta gestión se realiza de forma manual, con el riesgo operacional que lleva implícito. El Banco de España está muy encima de la supervisión de estas operaciones para evitar que entidades de mediano tamaño (entre otras) se embarquen en estas complejas operaciones (por ejemplo CCM en el aeropuerto de Ciudad Real) que supongan un alto riesgo de quiebra de la entidad.
Además de conseguir una mayor eficiencia y seguridad gracias a la automatización de los todos los procesos, una solución de este tipo permite facilitar la complicada gestión de estas operaciones y gestionar adecuadamente el elevado riesgo controlando todos los compromisos de pago (covenants, waivers) u otros compromisos asociados en operaciones tipo project finance (certificados de obra, entrega de cuentas, etc.) y por supuesto facilitar todo el pesado trabajo administrativo (notificaciones, informes oficiales, reporting, etc.).
Las herramientas actuales de soporte van desde el Excel tradicional, a meros sistemas contables que se centran únicamente en el apunte contable y no proporcionan al usuario un workflow de tareas ni la visión financiera necesaria para poder administrar correctamente estos eventos. El control de estas operaciones (algunas de más de mil millones de euros) reside a veces en la cabeza de unas cuantas personas.
Al disponer de forma integrada de toda la información financiera de la cartera de financiación, el usuario es capaz de proporcionar a la alta dirección cualquier tipo de informe; desde el coste financiero de la deuda a realizar cualquier simulación sobre la posible variación de tipos o divisas y ver cómo afecta a la cartera actual. Gracias a esto, los responsables pueden anticiparse a posibles cambios en el escenario económico.
En resumen, en la situación actual de refinanciaciones de deuda en las grandes empresas y fuertes emisiones de deuda en las AAPP, es necesario proporcionar herramientas de gestión avanzada orientadas a los usuarios, similares a las ya disponibles en los grandes bancos. Cada vez más, las tesorerías de las grandes empresas y de los principales entes autonómicos tienen que disponer de recursos humanos y materiales análogos a las tesorerías de los bancos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Ambrosio Rodríguez
Ambrosio Rodríguez

Director

phone email Sígueme en

Artículos relacionados