T-Systems Iberia mira a Latinoamérica

T-Systems Iberia ha cerrado un acuerdo con su matriz por el cual la subsidiaria se encargará de impulsar el negocio de la empresa de servicios TIC en esta región, donde pretende doblar los ingresos procedentes de 15 clientes clave.

Publicado el 03 Abr 2009

88841_34

“No existen ni existirán clientes cautivos, como tampoco existen contratos de outsourcing eternos”. Así se expresa Carles Peyra, director general de T-Systems Iberia, la filial de la empresa de servicios TI perteneciente a Deutsche Telekom.
Consciente de esta realidad y en paralelo a la renovación global de T-Systems bajo el liderazgo de su nuevo CEO, Reihard Clemens, la subsidiaria ibérica se encuentra inmersa en un proceso de transformación y redefinición de su estrategia, que tiene uno de sus focos puestos en Latinoamérica.
Ciertamente, T-Systems ya mantiene operaciones en esta región, en concreto en México, Brasil y Argentina; pero existe una nueva aproximación derivada de un acuerdo con la matriz para impulsar el negocio en esta zona. “Se trata de un proyecto de nuevas fronteras que constituye una ayuda en estos momentos de ralentización de la demanda interna”, indica Carles Peyra.
Con ese objetivo, la empresa trabaja en la creación de un equipo dependiente de España, dentro de un plan de negocio a tres años, que se circunscribe a un número reducido de clientes. “Actualmente tenemos 15 clientes que suponen un volumen de negocio en España de 25 millones de euros y que tienen objetivos de expansión en Latinoamérica”, señala el directivo. “En dos años queremos doblar los ingresos de estos clientes en operaciones en Latinoamérica”, apostilla.
En este sentido, T-Systems Iberia se encuentra en negociaciones avanzadas con una gran empresa del sector asegurador de origen francés y está también en conversaciones con grandes cuentas de los sectores automoción y fabricación.

Reorganización
En el marco del proceso de reorganización en el que se encuentra inmersa T-Systems a nivel global, la filial española, que cerró 2008 con una facturación de 347 millones de euros y se ha marcado el objetivo de elevar esa cifra hasta los 500 millones en 2010, también ha hecho sus deberes.
Tras las adquisiciones de Debis IT Services y de Gedas, T-Systems Iberia necesitaba redimensionarse por lo que el año pasado suprimió 239 puestos de trabajo, además de cerrar y concentrar oficinas, implementando al mismo tiempo una política drástica de reducción de costes. “Estas medidas, una vez que estén implementadas al cien por cien, nos darán un crecimiento de un dígito sobre el Ebit, es decir, de alrededor de cuatro o cinco millones de euros”, según Peyra.
Asimismo, con la flexibilidad como objetivo, la filial se ha reorganizado en cuatro unidades de negocio: Field Services, especializada en el mantenimiento de aplicaciones; TAO, centrada en Administración Local; SAP; y PLM (Product Lifecycle Management), que se complementan con dos unidades de clientes: TICAT, que engloba el negocio de servicios para la Generalitat de Catalunya, y Global Account Volkswagen, para el grupo de automoción.
Por último, T-Systems Iberia se ha replanteado su concepción tradicional del ‘go-to-market’, estableciendo un grupo de cuentas nominadas formado por 150 grandes clientes en los que objetivo pasa por ampliar el abanico de servicios que en estas organizaciones presta la empresa.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3