Adiós al vuelva usted mañana

Tomás Crespo, colaborador del e-business Center PwC&IESE.

Publicado el 03 Abr 2006

El ministro Jordi Sevilla anunció recientemente siete medidas urgentes “para evitar que España pierda el tren de la administración electrónica”. Entre ellas, la creación de un servicio de identificación electrónica que hará obsoletas las típicas fotocopias del DNI, un registro telemático único y la incorporación a Internet de los 800 formularios de la Administración General del Estado. Sevilla también afirmó que la futura Ley de Administración Electrónica sustituirá la “posibilidad” por la “obligación” de prestar estos servicios y confirmó la creación de un consejo asesor, que velará por el buen funcionamiento de la administración electrónica.

Se trata de una buena noticia por varias razones: La primera por las bondades de la e-administración en sí mismas. El también llamado gobierno electrónico, o ventanilla única, supone una comodidad para los ciudadanos y las empresas, una racionalización para la misma Administración y, para todos, la disminución de los costes de la burocracia y el aumento de su eficacia.

~En España ya están en marcha servicios de gobierno electrónico interesantes y eficaces, tanto estatales como de distintas comunidades. Según datos recientes de AECOC, utilizan este recurso unas 4.000 empresas en toda España, con dos millones de facturas digitales mensuales, cifra que crece un 5 por ciento mensual. Esta organización estima que cada factura electrónica supone un ahorro para la empresa de unos tres euros.

El DNI electrónico va en la misma dirección. Tras años de retraso, el pasado 16 de marzo se entregó por fin en una comisaría de Burgos el primer e-DNI. Se inauguraba así la prueba piloto de un proceso que en 2008 se habrá extendido a todas las comisarías. El nuevo documento, además de contener los datos del tradicional, incorpora un chip en el que se almacenan dos certificados, el de autentificación (para demostrar la identidad frente a terceros) y la firma electrónica, para efectuar transacciones con la administración. Para acceder a la información del chip es necesario introducir un número PIN similar al de las tarjetas de crédito.

Otro impulso importante para la administración electrónica corre a cargo del Sistema de Aplicaciones y Redes para las Administraciones. Más conocido por sus siglas SARA, este servicio permitirá el intercambio de datos entre las Administraciones central, autonómica y local, simplificando los trámites burocráticos. Quienes a quienes dispongan del DNI electrónico podrán acceder a un centenar de servicios de la administración. Entre ellas, optar a una oposición, operar con valores del Tesoro o pedir certificados de nacimiento.

Con una inversión de 12 millones de euros, SARA, al que se han sumado inicialmente las comunidades de Andalucía, Asturias, Cataluña, Castilla-La Mancha, Madrid y País Vasco, debería ahorrar a los españoles 150 millones de euros, unas 100 toneladas de papel e incontables desplazamientos, gestiones y esperas en ventanillas. ~

Este reciente impulso del gobierno a la administración electrónica era inevitable. El uso de la e-administración es uno de los índices de la Sociedad de la Información, y en esta materia España no va sobrada. El progreso de la administración electrónica favorece a su vez a la competitividad, lo que es otro de los aspectos positivos del anuncio de Jordi Sevilla. Además, la Administración española, que junto al sector de finanzas, es el gran motor de la demanda tecnológica, está cubriendo estas necesidades con empresas locales innovadoras, lo que interesa particularmente a los profesionales de las Tecnologías de la Información.

A medida que la banda ancha se extienda y se facilite a los ciudadanos formularios fácilmente accesibles y sencillos de cumplimentar, la administración electrónica será una completa realidad. España habrá dado el carpetazo definitivo a la pesadilla del “vuelva usted mañana”, la frase que Mariano José de Larra eligió a principios del siglo XIX para satirizar a una burocracia que, si ya era tediosa e ineficaz en su tiempo, es imposible de casar con las necesidades del nuestro.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados