Dell crece en EMEA `casi como en EEUU´

Lanza la novena generación de servidores PowerEdge.

Publicado el 13 Jun 2006

La división profesional de Dell, que experimentó el pasado año un crecimiento del 10 por ciento, ha apostado por mercados que van más allá de Estados Unidos y, en este proceso de expansión, la zona de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) jugará un papel clave en el futuro. “El crecimiento que hemos obtenido en esta región ha sido muy superior al registrado en Asia Pacífico y cercano al estadounidense”, apunta Jeff Kimbell, director de Marketing de la compañía. No en vano, Dell espera que en 2007 casi el 45 por ciento de sus ingresos provengan de fuera de Norteamérica. Los países que liderarán ese crecimiento serán Alemania, Francia y Reino Unido, aunque otros emergentes como Rusia, España e Italia, cobrarán protagonismo en la facturación.

Dell pretende delimitar sus áreas de negocio, que incluyen hardware, infraestructura software y determinados servicios, dejando a un lado el ámbito de la consultoría o el BPO.

La compañía está centrando sus esfuerzos en la innovación y mejora de sus productos, lo que ha quedado reflejado en el lanzamiento de diferentes soluciones de almacenamiento así como en la novena generación de servidores PowerEdge, con los que asegura a sus clientes obtener mejoras en cuanto a rendimiento, escalabilidad y simplificación con respecto a la anterior generación que dejará de comercializarse en septiembre. Jay Parker, director de Servidores de Dell, ha indicado que los nuevos Power-Edge 1950, 2900, 2950 así como el blade 1955, incorporan procesadores Xeon de Intel y, de momento, no hay intención de implementar las soluciones de AMD. Los nuevos servidores cuentan con una tecnología denominada TOE (TCP/IP Offload Engine) que en principio correrá sólo con Windows 2003 y permite redireccionar el tráfico de red fuera de la CPU para aumentar el rendimiento de las aplicaciones. Los dispositivos permiten fuertes ahorros en el consumo eléctrico en cerca del 25 por ciento y una nueva interfaz de memoria que agilizará la transmisión de datos al tiempo que detectará posibles errores. El cliente podrá escoger entre los discos duros SATA o SAS, de acuerdo con sus necesidades.

En cuanto a soluciones de almacenamiento, Dell ha ampliado su portfolio NAS para la optimización de archivos compartidos y diseñados para los servidores PowerEdge 2900 y 2950. Paralelamente y para los entornos SAN, se han introducido mejoras en el despliegue de herramientas de gestión gracias a la integración del software de asistencia técnica de Dell con el portal Navisphere de EMC, un partner con el que llevan trabajando cerca de cinco años. Una de las prioridades de Dell para los próximos años, según Kimbell, es simplificar procesos y operaciones, por lo que contarán con la colaboración de partners para reducir el número de herramientas de gestión de software y facilitar la adopción de implementaciones SAN.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados