España pierde atractivo para la inversión extranjera

Desciende desde el decimotercero al decimoséptimo puesto en el ranking de A.T. Kearney.

Publicado el 30 Ene 2006

Los 44.000 millones de dólares que España obtuvo en 2002 en concepto de inversión extranjera, se habían reducido a 29.000 millones de dólares un año después y descendieron a 18.000 millones de la misma moneda en 2004. Esa realidad es consecuencia directa de la pérdida de atractivo para los inversores que ha sufrido España y que constata el Índice de Confianza de la Inversión Extranjera Directa (FDI Confidence Index) que anualmente elabora la consultora A.T. Kearney y en el que España ha descendido desde decimotercero al decimoséptimo puesto.

La situación es especialmente llamativa cuando se considera el sector industrial ya que, de acuerdo con mismo trabajo, España ha caído desde la decimocuarta a la novena posición de la clasificación de países en función de su atractivo para la inversión por parte de empresas industriales.

La creciente competencia de los países de Europa del Este y Asia se cuenta entre los principales motivos de este descenso. Concretamente, la ampliación de la Unión Europa ha desviado la inversión a mercados con unas diferencias salariales los costes laborales en España son tres veces más elevados que en Polonia, República Checa o Hungría- que España es incapaz de compensar con sus actuales ratios de productividad. Por otra parte, no ayuda el hecho de que España sea el país que, en relación con su PIB, menos invierte en I+D de Europa Occidental; así como tampoco lo hacen, como apunta A.T. Kearney, la limitación de acceso a nuevo capital, la burocracia y las restricciones legales, sin olvidar la escasa vinculación de los centros de formación y las universidades con el tejido empresarial.

“España lleva cierto retraso en su transformación de país receptor de inversión extranjera en fabricación a país receptor de inversión extranjera en empresas de servicios, actividades de mayor valor añadido o I+D+i”, apunta el presidente de A.T. Kearney, Manuel Nó, quien considera que “aunque este campo ha habido algunas inversiones relevantes GE, HP, etc.-, la todavía insuficiente adaptación de las leyes de nuestra fuerza laboral hacia las actividades de servicios, así como la fragmentación de las iniciativas municipales, autonómicas y estatales en el campo de la tecnología, son algunos de los factores que limitan el volumen de estas inversiones”.

No obstante, el trabajo de A.T.Kearney revela que España ha aumentado su atractivo para las empresas mayoristas y el mercado de la distribución, y de hecho, aparece como el décimo país más valorado por este sector. Y la misma valoración merece por parte del sector de las telecomunicaciones. La explicación radica, de acuerdo con la consultora, en que los movimientos del mercado impulsados Vodafone y France Telecom (Amena, Wanadoo, Equant y Uni2) han reducido el nivel de competitividad de Telefónica colocando a España en el punto de mira de futuras inversiones tecnológicas.

Por otro lado, el Índice de Confianza de la Inversión Extranjera Directa de A.T. Kearney pone de manifiesto un descenso del optimismo empresarial en relación con la marcha de la economía a escala mundial. Si en 2004 un 74 por ciento de los empresarios se mostraban optimista en relación con la evolución de la economía, este año ese porcentaje se ha reducido hasta el 36 por ciento.

Sin embargo y considerando el incremento del capital que acumulan las compañías estadounidense derivado del retraimiento de la inversión que se ha producido en los últimos cuatro años, A. T. Kearney pronostica una revitalización de la inversión y, efectivamente, el 54 por ciento de las empresarios encuestados el mayor porcentaje que recoge el trabajo desde 2000- reconoce estar planificando un incremento de su inversión extranjera. En este sentido, China, India y Europa del Este aparecen, a bastante distancia, como los mercados preferidos por los inversores, que también han puesto sus miradas en Brasil y México.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados