Ibermática lleva la pizarra digital a Castilla-La Mancha

Enmarcado en el proyecto Escuela 2.0, la compañía vasca instalará pizarras digitales en de 672 aulas de centros públicos manchegos repartidos por Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

Publicado el 14 Sep 2010

El nuevo curso supondrá un nuevo avance para el proyecto Escuela 2.0 que afectará directamente a los alumnos castellano-manchegos de tercer ciclo de educación quienes tendrán acceso en sus aulas a las pizarras digitales interactivas (PDI).

La Consejería de Educación, Ciencia y Cultura de Castilla-La Mancha da, con esta iniciativa, un nuevo impulso a la digitalización de las aulas de los centros públicos de la comunidad autónoma y que ya comenzó a aplicar con éxito el curso pasado 2009-2010. Para ello, contará con los servicios de Ibermática, que será la encargada de entregar e instalar toda la infraestructura necesaria.

La firma vasca será la encargada de repartir e instalar unidades PDI a un total de 672 aulas de centros públicos manchegos repartidos por Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

Visitar el Himalaya en clase
Las pizarras digitales son el nuevo formato nacido para enriquecer la docencia hasta límites nunca vistos hasta ahora. Con esta nueva herramienta educativa se ofrece al profesor la posibilidad de dirigir sus clases utilizando un dedo o una pluma, de igual forma a como lo haría con un ratón en su ordenador. Mientras imparte clase puede manejar aplicaciones, navegar por internet y escribir con tinta digital dentro de las mismas aplicaciones y sitios web.

De esta forma, es posible hacer de las lecciones un todo más atractivo y documentado. Por ejemplo, en una asignatura de geografía, el profesor puede llevar a sus alumnos a conocer la cordillera del Himalaya con mapas digitales (que puede ampliar y minimizar a su antojo), emplear imágenes de alta resolución para ver las vistas desde el Everest y visualizar un vídeo que recree virtualmente los frecuentes movimientos sísmicos de la cordillera. Además, al finalizar la clase, podrá guardar la lección para volver a emplearla en futuras ocasiones.

Cada aula será dotada con un “paquete digital” compuesto por una pizarra digital interactiva (videoproyector) y un sistema multimedia (altavoces estéreo y sistema de audio-video), que sirven para potenciar el aprendizaje visual de los alumnos y para aumentar su participación.

Todos estos dispositivos estarán a su vez conectados con el ordenador del profesor, que en todo momento tendrá el control de la implantación de la nueva herramienta en el aula.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados