InformesMercado TI

La demanda de empleo TIC enfría sus expectativas de crecimiento

Según el TIC Monitor de julio de VASS, los indicadores de clima empresarial relativos a creación de empleo y actividad frustran la confianza en el futuro próximo de las consultoras y empresas de informática.

La demanda de talento especializado, que ha mantenido su vigor en el sector de las empresas relacionadas con las TIC, tropieza con un deterioro de las expectativas a corto plazo, empeorando severamente el indicador con respecto al del mes de junio. Así lo recoge la nueva entrega del barómetro TIC Monitor sobre el clima empresarial y laboral que realizan, mensualmente y de forma conjunta, la empresa especialista en soluciones digitales VASS y el Centro de Predicción Económica CEPREDE.

Si en el informe TIC Monitor de junio las expectativas de generación de puestos de trabajo en el sector gozaban aún de buena salud, con un promedio neto positivo de 37,1 puntos en una escala de +/-100, esta percepción empeora este mes, reduciendo el promedio hasta un +2,7%, una cifra que no se daba desde mayo de 2015.

Este indicador, que en una escala de -100 a +100 revela que el 51,4% de las empresas del sector esperan crear empleo neto en los próximos tres meses, también señala que son un 48,6% de las mismas las que piensan que se destruirá empleo, por lo que gana el optimismo, pero por una menor distancia que en anteriores barómetros.

Tendremos que analizar si estos indicadores han quedado determinantemente heridos por el componente estacional de verano, si es consecuencia del insoportable impasse político nacional o si responde a factores estructurales”, explica el responsable del barómetro TIC Monitor, director de VASS Research y profesor del Departamento de Estructura Económica y Economía del Desarrollo de la UAM, Antonio Rueda, quien advierte de que, “por el momento, se enciende una alarma, la de mayor magnitud en 4 años”.

Por el momento, se enciende una alarma, la de mayor magnitud en cuatro años

Mientras tanto, y pese a este empeoramiento de las expectativas de contratación, lo destacable es que la demanda de empleo cualificado en el sector TIC continúa creciendo más que duplicando el promedio nacional de las actividades de servicios.

Aunque en el último mes se aprecia una cierta moderación de su tendencia (pasa del +5,2 de crecimiento interanual en junio al +5,1 en julio), los indicadores siguen mostrando una evolución notable en esa demanda de talento especializado, frente a la demanda de contratación laboral en el sector servicios en su conjunto, que se sitúa en el +1,9% como media general.

Claro empeoramiento de la facturación

Tampoco las expectativas de actividad y facturación en el sector de las empresas de consultoría informática se presentan demasiado halagüeñas. Y es que el barómetro del mes de julio marca una puntuación de +21,1 puntos, en una escala de -100 a +100, en lo que supone un claro empeoramiento respecto a la entrega del mes pasado, que se ubicaba en un +67,2%.

Aunque en España el 60,6% de las empresas esperan un crecimiento de actividad a corto plazo, los datos de este indicador a nivel nacional sitúan las expectativas de actividad por debajo de la media comunitaria (el indicador en Europa ha tomado un valor de +21,6).

Finalmente, y en lo que respecta al indicador que mide la evolución de la cifra de negocio, TIC Monitor refleja en julio una moderación de sus tendencias y alumbra ciertas dudas en términos de expectativas. Sobre la base de estadística del INE, este indicador sitúa el crecimiento interanual de facturación en un +3,6% (abril 2019-abril 2018), bajando 2,1 puntos con respecto al informe del mes pasado, donde esta cifra alcanzaba el +5,7% (en una escala de -100 a +100).

Este descenso, en términos desestacionalizados, sitúa la tasa de crecimiento en un +5,0%, por debajo del promedio del sector servicios (5,3%), circunstancia que no sucedía desde diciembre de 2017. La evolución de negocio en el sector TIC pierde, por tanto, liderazgo, frente al conjunto de los servicios, por primera vez desde hace casi dos años.

A la vista de estas conclusiones, Antonio Rueda considera que “el sector TIC necesita recuperar fluidez en la contratación de personal especializado, cuya escasez condiciona no sólo una incipiente inflación de costes, sino la pérdida de oportunidades de negocio; y más en estos momentos de incertidumbre”.

Computing 784