PUNTO TIC: ¿De verdad manda el cliente?

Quién maneja el mensaje, cuál es el argumento determinante para dominar el mercado

Publicado el 18 Nov 2022

84010_87

Qué fue antes la gallina o el huevo, gran dilema que parece imposible de solucionar. Y ahora tengo otro dilema, las redes sociales piden lo que los usuarios quieren o son los usuarios los que están condicionados por las redes sociales. Los mensajes de las empresas parecen claros y buscan justificar sus estrategias en las aspiraciones de los clientes. Pero los clientes no son tontos, ellos saben lo que quieren, pero resulta que las innovaciones de los desarrolladores son las que satisfacen las aspiraciones de los consumidores.

Quién maneja el mensaje, cuál es el argumento determinante para dominar el mercado. Yo creo que la respuesta la tendría Steve Jobs, o también Zuckerberg, Elon Musk o Jeff Bezzos. Ellos han conseguido captar los deseos de las grandes masas, han puesto la sabrosa fruta en sus labios, determinando su conducta y su propia visión de la felicidad. Yo tuve un corto idilio con Facebook, el día de mi cumpleaños me llovían felicitaciones e -inocente de mí- me creí el centro del mundo, estúpidamente orgulloso. Pero mi natural escéptico se impuso y experimenté borrando mi fecha de nacimiento de mi perfil de tal manera que mis seguidores no supieran la fecha de mi efeméride. Y qué sucedió. Que solo se acordaron del mismo mi suegra y mis hermanos. O sea, que en el fondo soy un paria que no cuenta, como millones de usuarios que sin las plataformas sociales serían irrelevantes personajes incapaces de mostrar sus virtudes al planeta.

Pero Twitter y compañía nos hace poderosos, nos convierte en jueces de las conductas ajenas y nos otorga una autoridad para creernos que somos seres con derecho de despotricar desde la tarima y tratar al resto sin piedad. No puedo desdeñar los valores de la tecnología y lo que nos aporta en el trabajo y en nuestra vida personal. Pero lo que no podemos es darle un cheque en blanco y dejarnos llevar arrastrados por una ola que no sabemos quién maneja y que nos lleva hacia un arrecife en el que despeñarnos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

Rufino Contreras
Rufino Contreras

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5