NoticiasMovilidad

‘En tu casa o en mi oficina’: se impone un nuevo modelo laboral

La pospandemia ha abierto una nueva era laboral, el trabajo se expande desde las oficinas a los hogares y se ha generado un totum revolutum, y cada empresa hace de su capa un sayo, reorganizándose según sus necesidades y sus políticas corporativas.

La tendencia generalizada es decantarse por un modelo híbrido, repartiendo las tareas en dos entornos a conveniencia de los grupos de trabajo. “Con el gran experimento que supuso el teletrabajo forzoso desde casa, las grandes empresas han abrazado los modelos híbridos y la flexibilidad. Y esta nueva forma de trabajar está siendo muy bien valorada por los trabajadores”, confirma Andrei Cretu, CEO y cofundador de Pluria, empresa especializada en crear espacios flexibles. En esta línea, según un estudio reciente de Microsoft, el 66% de las empresas está considerando rediseñar sus espacios físicos para acomodar mejores esquemas de trabajo híbrido. Además, se espera una inversión de 70 millones de euros en espacios híbridos en los próximos años. De cara a 2030 se prevé que el 30% del mercado de oficinas en España sea copado por las oficinas flexibles, según datos de la consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman.

Teletrabajo

Un caso significativo es el de Apple, que ha optado por el teletrabajo parcial, mientras que sus empleados, que reclamaban un modelo integral, seguirán disfrutando de horarios flexibles. La empresa de la manzana opina que la presencialidad es fundamental para mantener su estrategia de innovación: “Creemos que la colaboración en persona es esencial para nuestra cultura y nuestro futuro. Si reflexionamos acerca de los increíbles lanzamientos de este último año, los productos y la ejecución del lanzamiento estaban basados en la base de trabajo que hemos construido cuando estábamos todos juntos en persona”.

Por su parte, Amazon permitirá a los directivos de cada departamento que sean los encargados de repartir el trabajo (presencial y desde casa) y qué días de la semana. Los empleados podrán trabajar desde cualquier punto geográfico de Estados Unidos, cuatro semanas al año, y el resto del año deberán mantener una distancia que les posibilite asistir a una reunión presencial en 24 horas. En el caso de Google, también pone una vela a Dios y otra al diablo, y en septiembre adquirió un nuevo edificio de oficinas en Nueva York que le costó 2.100 millones de dólares, una cantidad más que notable, con objeto de aumentar la presencialidad en 2023. El buscador dispone de oficinas en Manhattan que dan empleo a 12.000 trabajadores.

En lo tocante a Facebook, la firma de Zuckerberg espera que más de la mitad de sus 45.000 empleados teletrabaje en un plazo de cinco a diez años. La firma de Zuckerberg va a intensificar una campaña de contratación remota que en una primera fase cubrirá Estados Unidos y Canadá, con objeto de cazar talentos que prefieren trabajar en sus zonas de residencia y no trasladarse a los grandes centros de trabajo. Pero la otra cara de la moneda es la iniciativa de ‘ajustar los salarios al nivel retributivo de la residencia elegida por los trabajadores’.

España no es diferente La imaginación ha cundido en los comités de dirección, haciendo de la necesidad virtud, trocando una situación confusa en una oportunidad para plantear un nuevo modelo que favorece su imagen de empresa moderna, abierta y colaborativa. Inetum es un paradigma de esta nueva visión a través de su campaña New Flow. Como explica Carlos Muñoz, corporate VP en Iberia y Latam de Inetum,“la evolución del espacio de trabajo hay que adaptarlo a este nuevo modelo. Áreas de trabajo abiertas, sin puestos fijos, eliminación de los despachos, incremento de zonas colaborativas para fomentar la creatividad, espacios multifuncionales para aprovecharlos al máximo, modernos y cómodos son algunas de las pautas que han marcado la redefinición del nuevo concepto de oficinas de Inetum y que comienza con la próxima inauguración de su sede central en España, en la zona empresarial de Chamartín, Madrid”.

En esa línea, Liferay ha puesto en marcha un piloto de teletrabajo híbrido donde convivirán distintas modalidades y que permitirá a sus trabajadores elegir la opción que más se ajuste a sus necesidades, siempre garantizando la máxima calidad en el servicio ofrecido a los clientes y partners.

Carolina Moreno, vicepresidenta de ventas para EMEA y directora general para el sur de Europa de Liferay, así lo explica: “Nuestra cultura y valores siempre han estado centrados en las personas, tanto en lo que respecta al enfoque de nuestras soluciones, como en lo referente a nuestra plantilla. Es por eso que la nueva realidad nos ha llevado a reflexionar sobre el futuro de los espacios de trabajo en la compañía y a definir un modelo innovador en el que convivan distintas modalidades, donde la flexibilidad es la palabra clave”.

Este modelo se combina con lo que se ha denominado ventana de disponibilidad que supone un periodo de 4 horas, de 10 a 14h, en la que los trabajadores deberán estar disponibles, pudiendo distribuir el resto de su jornada a lo largo del día en los horarios que les facilite la conciliación.

Accenture España acaba de inaugurar su nuevo edificio (Castellana, 85) que “fusiona la tecnología y el ingenio humano y anticipa el futuro del trabajo, reflejando también los valores de marca y el cuidado constante por las personas”.

Las oficinas cuentan con más de 9.000 metros cuadrados distribuidos en 5 plantas y una terraza de 1.200 metros cuadrados. Además, acogen más de 500 puestos de trabajo, 40 salas de reuniones y 47 focus rooms. Siempre habilitado por la tecnología, el nuevo edificio C85 cuenta con ‘La carrilla’, un elemento arquitectónico que conecta los distintos espacios, ambientes y equipos, formado por sensores de actividad que miden los índices de ocupación y uso, generando una información que permite establecer modelos predictivos -regulación de la climatización, limpieza o control de aforos- y una monitorización de datos más eficiente relativa a la sostenibilidad.

Computing 807