EncuentrosMundo digital

11º Encuentro de CIO de Computing: De tecnología a negoCIO

El rol del CIO es uno de los que más ha evolucionado en los últimos años al estar tan pegado al desarrollo de la tecnología. Y esta evolución no cesa. Once CIO de importantes organizaciones se reunieron un año más, esta vez en el restaurante Ramsés de Madrid, para celebrar el encuentro CIO&Negocio y fomentar el debate y la innovación en sus empresas.

El rol del CIO es uno de los que más ha evolucionado en los últimos años al estar tan pegado al desarrollo de la tecnología. Y esta evolución no cesa. Once CIO de importantes organizaciones se reunieron un año más, esta vez en el restaurante Ramsés de Madrid, para celebrar el encuentro CIO&Negocio 2019 y fomentar el debate y la innovación en sus empresas.

El papel del CIO ha cambiado mucho en los últimos años. Hoy en día se puede decir que el 99% de los empleados, sino el 100%, son usuarios de tecnología, -ya sea en su vida personal o profesional-; con más o menos pericia. De hecho, muchos de estos empleados, -la mayoría millennials o nativos digitales-, son verdaderos ‘geek’, es decir, expertos en tecnología, que además la consideran como un hobbie fascinante.

Encuentro CIO&Negocio 2019
Encuentro CIO&Negocio 2019

En este escenario digital en el que todo el mundo tiene algo que decir, la tecnología ha pasado de ser el nicho del CIO a un elemento que se está democratizando, y el CIO debe ser el encargado de liderar esta democratización dentro de la empresa. “Si un empleado necesita hacer algo y no tiene los medios necesarios, él mismo se los va a buscar. Por este motivo, cada vez más trabajadores utilizan herramientas que exceden al control del CIO”, dijo Esther Málaga, CIO de Ferrovial. “Ya no somos directores de una orquesta sinfónica, donde los instrumentos entran de manera ordenada, sino de un grupo de jazz donde existen improvisaciones y actores imprevistos”. En otras palabras, los CIO se han convertido en “gestores de entornos de cocreación”.

A pesar de estar a favor de las especializaciones y reconocer la conveniencia de que existan nuevos perfiles, Málaga reconoció que “a veces las empresas piensan en llenar la compañía de titulillos como CDO, CTO,… -y el último que he escuchado: CBO (Chief Blockchain Officer)-, lo que puede producir una sobrecarga que más que aportar valor, crea confusión”. La primera pregunta que se deben hacer las compañías para poner sentido en el caos es “¿para qué hacemos las cosas?”. Es esencial entender qué necesitan nuestros negocios y que toda la compañía reme a favor de ello, “incluido TI, que ya no son vistos como los frikis que van por libre”.  

Cogiendo ventaja a TI  

Existen empresas, sobre todo las nativas digitales, en las que “da la sensación de que el área de Negocio sabe tanto o más de tecnología que TI”, contó Enrique Salgado, Global IT Manager de Cabify. “En solo diez minutos mis empleados descubrieron que la aplicación que instalamos para el control horario tenía tres fallos de seguridad”, ejemplificó. Sin embargo, los expertos celebran esta independencia, -dentro de un orden-, y no la ven como una amenaza para los tecnólogos, sino como el futuro hacia el que deben avanzar todas las organizaciones. “Los CIO, así como los técnicos, deben ser queridos para mejorar, no requeridos para dar cualquier paso”, puntualizó Manuel Marín, Director General Digital Solutions Iberia de Endesa.

¿Líder de la digitalización? ¿Orquestador de soluciones tecnológicas? ¿Persona que solo resuelve, o también propone? Muchas son las preguntas en torno al CIO, y la mejor respuesta es que el CIO puede ser todas esas cosas y ninguna. “Dependiendo del modelo y las necesidades de cada empresa, el CIO ocupa un lugar”, -apuntó Jorge Martín, CIO de Prisa-, y “ninguna función es menos válida que otra”.

Lo que está claro es que no es un rol estático, “un CIO tiene que evolucionar al ritmo de la tecnología y de las necesidades de la organización para, -volviendo al ejemplo anterior-, saber qué instrumento tocar en cada momento”. Francisco Gonzalo, CIO del Grupo Sacyr, prefirió poner el símil del equipo de fútbol o de cualquier deporte en equipo. “Los CIO somos como entrenadores: conocemos al rival, -en nuestro caso a la empresa-, y a nuestros jugadores, -o a los recursos con los que contamos o necesitamos contar en un futuro-, y ponemos aquellos que son adecuados en cada partido en beneficio del juego para obtener la victoria”.

Esther Málaga nombró un concepto muy de moda en la actualidad pero que al CIO se le atribuye poco, y es el de ‘influencer’. Chief Influencer Officer incluso casaría con las siglas: CIO. Pero dejando a un lado los acrónimos, -de los que las empresas ya van sobradas-, “una de las funciones del CIO es influir en la compañía guiándola por la senda tecnológica”. De esta forma, el CIO se encarga de "democratizar la tecnología para evitar la fragmentación de la empresa en departamentos estancos, y que se creen silos aislados que obstaculicen la colaboración y la compartición de recursos”, reconoció Ignacio Álvarez, CIO del Banco Santander.

Con la automatización de procesos, alrededor de un 50 o 60% de trabajos manuales desaparecerán a corto plazo 

El ritmo de la Administración Pública

La experiencia nos ha hecho cada vez más escépticos ante las promesas de digitalización y de las importantes partidas presupuestarias dirigidas a la innovación. No obstante, la necesidad de tener voz y voto en la Era Digital parece que va calando cada vez más en la agenda de los gobiernos. “Desde 2015 los presupuestos dedicados a la transformación digital de la AAPP han crecido un 300%”, aseguró Rocío Montalbán, Directora de División TIC del Ministerio de Justicia. En el caso de la AAPP, el CIO y su equipo tienen trabajo. En el Ministerio de Justicia en concreto han tenido que digitalizar previamente toda la herencia de papel que tenían “para poder implantar la validez de, por ejemplo, el certificado digital de documentos”, contó Montalbán. La necesidad de apostar por soluciones analíticas para gestionar esta cantidad de información parece clara. “Hemos trabajado con procesamiento del lenguaje y nos fijamos mucho en lo que hacen los bancos, que van un paso por delante de todos. Eso sí, en la nube ni estamos ni se nos espera, de momento”.

Acceda al contenido completo en el NÚMERO 785 DE COMPUTING.

Computing 786