EncuentrosMundo digital

Una Administración digital para el ciudadano

Después del éxito del Tour de Ciberseguridad 2019, Computing arranca la segunda gira del año, esta vez sobre la digitalización de la Administración Pública, con la que recorrerá algunas de las capitales españolas como Bilbao, Barcelona, Sevilla y Madrid.

La ciudad vasca ha sido la primera en acoger el debate entre expertos TI de la Administración de Euskadi para hablar de su actual situación, sobre qué proyectos tienen en marcha y para reivindicar el buen papel del sector público en la Era Digital. Derribando el mito de que la Administración Pública es inamovible, en el País Vasco se están aventurando a innovar, -en la medida de sus posibilidades-, probando cosas nuevas. Para la práctica del ensayo-error, los expertos de TI se apoyan en la nube, “la infraestructura más flexible para efectuar cambios en el caso de que sea necesario”. Sin embargo, a la hora de subir los datos sensibles a la nube pública, se muestran más escépticos. No obstante, algunos de los presentes atribuyeron al coste el hecho de no subirse 100% al cloud. “A pesar de tener cada vez más servicios y aplicativos en la nube, a la hora de hacer un estudio para ver si sería rentable llevar todos los data centers a la nube, los números no salen”, alegaron algunos. “Y el estudio no lo ha llevado a cabo una empresa que vende procesadores”, bromearon.

La agilidad de la cloud es irrefutable, pero, según indicaron en el encuentro, también lo es que cuenta con costes “sorpresa” que pueden acabar con la supuesta ventaja competitiva de adoptarla. No obstante, “pocos son los técnicos de la Administración que no quieren subir a la nube pública”, el freno viene más por parte de los políticos, que se resisten a leer un titular en el periódico donde ponga ‘Los datos sanitarios de los pacientes vascos están en Holanda’, “por no decir destinos más polémicos como China”. No obstante, “igual que es peligroso tener la inteligencia de la Administración replicada en data centers en mil sitios, también es importante contar con un backup en la nube para evitar desastres”.

Y por nombrar más hechos irrefutables, está claro que los tiempos de llevar los documentos para que los certifiquen poniéndoles un sello ha llegado a su fin. Los usuarios reclaman una administración electrónica, -“que tiene que ser apoyada desde las entidades públicas de mayor peso”-, y que se debe implantar desde la base, tanto en la tramitación externa como en los procesos internos. Sin embargo, interiorizar una relación ciudadano-funcionario completamente digital es difícil, sobre todo para los trabajadores de los organismos pequeños, como los ayuntamientos, donde cuesta más convencer a los directivos y reciclar a los trabajadores. Sin embargo, los trámites de la Administración también tienen que servir para aquellas personas que no pueden acceder por la vía digital, como los ancianos. Esta doble realidad añade complejidad a las gestiones. No obstante, según un estudio del Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno de Euskadi, el 44,7% de la población de 16 a 74 años ha utilizado la administración electrónica en el País Vasco en 2018. “La mejor tecnología es aquella que el ciudadano acoge como natural porque hace que mejore su día a día”.

Los políticos no quieren un titular que diga: ‘Los datos sanitarios de los pacientes vascos están en Holanda’ 

La digitalización ‘vía supositorio’, como dijeron en la mesa, es la que no suele funcionar. Hay que hacer un cambio cultural en el que se vaya añadiendo poco a poco la tecnología que sea necesaria. Como la cita de Ovidio: “No se desea lo que no se conoce”, desde la AAPP promueven que la gente conozca y aprenda a usar la tecnología “para que le pierda el miedo y la desee”. En este punto, es fundamental la labor de difusión y formación del ciudadano. “Las publicaciones especializadas como Computing hacen una gran labor”, subrayaron.

Acceda al contenido completo pinchando en el PDF

Computing 785