EntrevistasMundo digital

“Cada europeo tendrá una wallet con la que controlará su identidad digital”

Juan Pablo Yagüe, director general de Serban Biometrics.

Juan Pablo Yagüe, director general de Serban Biometrics.
Juan Pablo Yagüe, director general de Serban Biometrics.

Identidad digital única en todo el territorio europeo, ¿Qué significa exactamente eso?

J. P. Y.: Parece un concepto complicado de comprender, pero en realidad es sencillo. La identidad digital se debe encuadrar siempre en el marco de eIDAS 2.0, dentro del cual se está poniendo mayor intensidad en trabajar este concepto y su gestión. Partimos de la idea de que la identidad personal es soberana para cada persona y que cada individuo es el dueño absoluto de su identidad. Teniendo esto presente, lo que se está conformando ahora mismo es un espacio único a nivel europeo para gestionar la identidad entre distintos proveedores que, siempre tras su debida certificación y autorización, podrán ser los encargados de la administración de la identidad digital de los ciudadanos de la UE para los diferentes usos, credenciales o lugares y ámbitos.

¿Qué tecnología será la encargada de facilitar al acceso a este novedoso Wallet?

J. P. Y.: Actualmente, aún no se han definido las tecnologías que se usarán en concreto para este wallet. Hay que tener en cuenta que todo está aún en proceso de definición. Ahora lo primordial es llegar a concretar cuestiones cómo la cobertura dentro de la UE, la experiencia de usuario, casos de usos o grado de aceptación de los usuarios, todos estos puntos serán clave para que el proyecto llegue a tener el éxito esperado. A partir de ahí, cada país miembro de la UE tendrá la oportunidad de definir su propia arquitectura, siempre cumpliendo con todos los requisitos para poder autorizar a los proveedores del servicio con las tecnologías que sean necesarias. El Blockchain, la IA o la biometría ya suenan como candidatos posibles dentro de eIDAS.

¿Qué nivel de seguridad tendrán estos monederos?

J. P. Y.: Sin duda máximo, puesto que es la base para garantizar los principios fundamentales de este sistema: ser una identidad auto soberana, esto es, que cada individuo debe tener el control exclusivo sobre su identidad y los datos que comparte; y descentralizada, proporcionando autonomía e incrementando la protección de datos. Pero, lo que hay que tener presente para ello es que el wallet o monedero será la herramienta que regule nuestra propia identidad en el plano digital, la puerta de entrada para poder relacionarnos digitalmente tanto con empresas y servicios privados, así como con las administraciones públicas.

¿Qué acciones se podrán llevar a cabo con este Wallet europeo?

J. P. Y.: Esta billetera?digital dará la oportunidad a todos los usuarios de acopiar toda su información personal, desde documentos como el DNI o el carnet de conducir, hasta los títulos universitarios, por ejemplo. Pero serán muchos más los datos que se podrán llegar a almacenar en él. ?Esta recolección de información facilitará el movimiento de la ciudadanía europea dentro de la Unión, la matriculación en instituciones educativas y todos los trámites burocráticos en general.

¿Esta identidad única permitiría desarrollar un verdadero mercado digital único en toda Europa?

J. P. Y.: Sí, esta nueva tecnología facilitará que haya un mercado digital único, pero para que esto ocurra, no sólo se debe realizar un planteamiento teórico sencillo y conciso, sino que, desde todas las Administraciones Públicas, en primera instancia, y privadas posteriormente, se debe impulsar su uso.

EIDAS 2.0 debe tratar de simplificar la creación y uso de las identidades digitales, tanto para nuestra autenticación como para los procesos de firma. Si se consigue esto y los requisitos indispensables para la unificación del mercado digital, el resto vendrá solo, consiguiendo una regulación robusta y fuerte en temas de interoperabilidad y transfronteriza entre países de la UE.

La primera versión de EIDAS ya trató de crear un marco único de identidad digital y servicios de confianza, pero las limitaciones inherentes al sector público y la complejidad, tanto de su uso como de la forma para que los proveedores privados se conectaran al sistema, impidieron una mayor presencia y uso del actual reglamento.

¿Cuándo se pondrá en marcha este proyecto?

J. P. Y.: Aun no hay una fecha concreta sobre cuándo llegará a estar disponible, pero se espera que sea a lo largo de este 2022.

¿Cómo afectará a los datos críticos de las personas?

J. P. Y.: La idea es que con esta nueva tecnología los datos críticos personales estén más protegidos y segmentados, sobre todo, gracias a las distintas tecnologías de seguridad: las diferentes biometrías, la IA y el Blockchain. Pero, como te comentaba antes, hay que tener claro que todo esto está ahora mismo en proceso de definición y aún hay numerosos puntos que están por definir.

 

Computing 816