EntrevistasMundo digital

“Ayudamos para aplicar una competencia digital correcta”

José Luis Castaño, Education Consultant Iberia & LATAM, de SMART Technologies.

José Luis Castaño, Education Consultant Iberia & LATAM, de SMART Technologies.
José Luis Castaño, Education Consultant Iberia & LATAM, de SMART Technologies. SMART

¿Qué objetivos se persiguen desde SMART Technologies con el CTAE?

J. L. C.: Tenemos 4 objetivos principales: Experimentar y probar los nuevos productos hardware y software que Smart Technologies desarrolla para su posterior distribución a nivel mundial; Disponer de un espacio de trabajo desde el que poder realizar las actividades de formación, dirigidas a personal docente, dirigidos tanto al territorio de Iberia como Latinoamérica; Disponer de un espacio físico en el que poder realizar visitas presenciales con centros educativos y organizaciones vinculadas al sector educativo; y disponer de un espacio físico en el que poder analizar el uso de la tecnología educativa por parte de los docentes y/o estudiantes.

¿Cuáles son las nuevas propuestas, a nivel de herramientas digitales y programas, que se plantean para incorporar en los diferentes centros educativos?

J. L. C.: SMART Technologies fue la empresa que creó la primara Pizarra Digital Interactiva. De eso hace ya 30 años, y desde entonces su porfolio de productos ha ido ampliándose, igual que el de servicios que ofrece. Actualmente podemos decir que, a nivel productos, hay dos grandes líneas. Una es la de los productos que van destinados a educación – Paneles interactivos, nuestros SMART Boards y software desarrollado especialmente para educación, SMART Learning Suite y el potente Lumio, un software que permite trabajar con el alumnado las últimas metodologías que se están aplicando en la educación. Por su parte, a nivel corporativo, también tenemos una línea de paneles interactivos, junto a un software desarrollado especialmente para el mundo empresarial, SMART Teamworks y SMART Meeting Pro.

Asociado a ambos sectores, tanto el mundo educativo como empresarial, además contamos con accesorios como pueden ser cámaras de documentos, sistemas de computación para los paneles, soportes, etc.

Del lado de los servicios, creo que la parte de Capacitación y Formación está cobrando cada vez más fuerza. Para nosotros es uno de los eslabones más importantes a la hora de implementar tecnología, apoyarla con unos servicios formativos que garanticen a nuestros usuarios que de verdad saben manejar los productos y que lo hacen siempre enfocando la mejor metodología para ello.

¿Qué ventajas supone para los centros la adquisición de este tipo de herramientas tecnológicas? ¿Qué cambios implican para las formas y métodos de aprendizaje tradicionales?

J. L. C.: La tecnología por sí sola no mejora los resultados del alumnado y esto es algo que en SMART Technologies tenemos presente desde que nacimos. Y es que la tecnología debe cubrir y basarse en aspectos que llegan a la parte metodológica. Respecto a las pizarras digitales, ahora paneles interactivos, estoy viendo como cada día aparecen nuevos productos que llegan al mercado y que solo son hardware, se convertirán en dotaciones vacías que no aportarán nada al mundo educativo y, por consiguiente, no tendrán ningún impacto positivo en los resultados académicos.

Por nuestra parte hace ya tiempo que ponemos en práctica lo que denominamos la fórmula del éxito, y lo hacemos de dos formas, cómo punto de partida de cómo debe usarse la tecnología en las aulas; y cómo referente que debemos tener como empresa a la hora de fabricar nuevos productos. La fórmula del éxito se basa en la correcta aplicación de 3 elementos: Hardware, Software y Metodología. Para nosotros la clave está en partir de la metodología, qué queremos hacer en el aula, para ello desarrollamos un software que permite aplicar esas nuevas formas de enseñanza y creamos el hardware que soportará todo. Esa es la fórmula que está haciendo que nuestros productos cada día están más demandados por escuelas y docentes de todo el mundo.

¿Se han podido establecer respuestas y cambios positivos, por parte de alumnos y docentes, ante la incorporación de dispositivos como las PDI?

J. L. C.: Lo importante cuando introducimos una nueva tecnología educativa en las aulas es conocer cuál es su potencial real y qué metodologías nos permite implementar con nuestro alumnado. En definitiva, estamos hablando de hacer un correcto uso de esa tecnología y por ende de tener una Capacitación Digital y una Competencia Digital que me garantice que hago un uso correcto de esa tecnología. Cuando esto ocurre, vemos como los y las docentes utilizan la misma tecnología pero de una forma efectiva, por el contrario, cuando tenemos tecnología pero con usuarios (ya sean docentes o alumnado) que desconoce su uso a nivel técnico y a nivel de aplicación metodológica, el uso no es efectivo.

Por ejemplo, en un estudio realizado en más de 500 centros educativos a nivel mundial, nos encontramos que escuelas con la misma tecnología, obtienen diferentes resultados en su alumnado. Así, vemos como los encuestados con un alto nivel de desarrollo de capacidades de Tecnología Educativa eran los que obtenían mayores logros y mejoras de resultados.

¿La incorporación de esta nueva tecnología podría constituirse como una brecha digital para aquellos profesionales y alumnos que no se encuentren familiarizados con su uso?

J. L. C.: Como empresa educativa somos conscientes de la importancia que tiene un correcto uso de la tecnología y una correcta aplicación de esta. Esto conlleva la necesidad implícita de la formación docente. Formación que debe tener clara diferenciación en lo referente al manejo de los dispositivos tecnológicos y su aplicación didáctica a la hora de poner en práctica diferentes metodologías con el alumnado.

Me he encontrado en varias ocasiones con multitud de docentes que, participando en formaciones dirigidas a mejorar su competencia digital, aplicar metodologías activas con el alumnado, mejorar sus estrategias pedagógicas… no conseguían obtener unos resultados óptimos debido a su desconocimiento a la hora de manejar las herramientas. Y es que bajo la idea de que lo importante es saber aplicar esas metodologías a las que me refería anteriormente -cuestión que comparto en su totalidad-, se ha ido fraguando la idea de que no hace falta aprender a manejar las herramientas, puesto que eso se aprende con la práctica. Ningún docente debería excluir la formación en el uso de las herramientas que utiliza.

Sinceramente creo que, con este tipo de ideas en mente, las diferentes administraciones educativas están diseñando actualmente sus planes de formación docente, teniendo en cuenta estas dos vías, la capacitación digital docente y la competencia digital docente. Ambas complementarias entre sí y no excluyentes.

El actual plan de digitalización del sistema educativo que el ministerio de educación, a través del INTEF y las comunidades autónomas está llevando a cabo, contempla precisamente esta necesidad, destinando una partida presupuestaria para la capacitación digital de los y las docentes y otra para lo que sería la Competencia Digital Docente.

Cabe destacar, como ya hacía alusión al inicio de este post, que desde SMART Tecnologías hemos sido conscientes desde siempre de la necesidad de acompañamiento y formación que requiere el profesorado. Son miles las acciones formativas que se han realizado en los últimos años a través de webinarios, eventos online, formaciones presenciales, cursos virtuales, etc. Ahora, teniendo siempre presente al profesorado, como la figura más importante en el aula, y al alumnado, como los protagonistas de todo el proceso educativo, hemos dado un paso más y lanzamos en primer Centro de Tecnología Aplicada a la Educación.

¿En qué consistirá la formación que se ofrece a los docentes?

J. L. C.: La formación que se ofrece a los docentes desde el CTAE parte de una formación de uso y manejo técnico de los elementos hardware y software, lo que conocemos como Capacitación Digital Docente. Es realmente el primer paso en toda formación, puesto que permite conocer cómo utilizar los diferentes elementos tecnológicos con los que nos encontramos en las aulas, para después, poder utilizar estos elementos como herramientas dentro de la metodología que pongamos en práctica.

Asociado a esto último, entramos en las cuestiones de Competencia Digital Docente, donde se contempla el uso metodológico y pedagógico de las herramientas tecnológicas. La combinación de ambas formaciones es básica, puesto que para poner en práctica una determinada metodología, pongamos por ejemplo Aprendizaje Basado en el Juego, voy a utilizar unas herramientas hardware y software que tengo que saber manejar; pero el saber manejar esas herramientas no es suficiente, se necesita conocer también cómo aplicar conceptos pedagógicos y metodológicos que harán uso de las herramientas tecnológicas. Por su parte, si como educador conozco los aspectos pedagógicos y metodológicos, pero no sé manejar las herramientas tecnológicas que tengo, nunca podré poner en práctica la teoría pedagógica. En definitiva, dos formaciones, capacitación y competencia, que deben ir siempre juntas.

¿Es una tecnología que podrían adquirir instituciones con recursos más limitados?

J. L. C.: Es una tecnología que todos los centros educativos pueden adquirir y, de hecho, es una tecnología que los centros educativos ya están adquiriendo. Dependiendo de la tipología del centro, público o privado, los mecanismos de adquisición y compra varían. Mientras que en la parte privada es el propio centro quien normalmente gestiona las adquisiciones, en la parte pública, normalmente es la administración educativa quien se encarga de esos trámites.

¿Cuándo se prevé que esta tecnología empiece a adoptarse por más centros? ¿Será un proceso de conversión y adopción lento?

J. L. C.: Es un proceso que ya lleva tiempo en marcha, la aparición de los paneles interactivos es algo que lleva ya unos años en el mercado y son muchos los centros educativos que cuentan con este tipo de herramientas. Pero no se trata solo de pantallas: desde SMART Technologies sabemos que una implantación errónea, que no tenga en cuenta lo que de verdad se necesita, puede incurrir en lo que venimos denominando costes ocultos. De tal forma que una inversión económica inicial, que no cumpla realmente con las necesidades y calidad necesaria, repercutirá a muy corto plazo en la necesidad de tener que realizar nuevas inversiones económicas que pueden aumentar el gasto de una forma exponencial.

Volvemos, una vez más, a la fórmula de éxito que mencionábamos antes. Debemos escoger productos tecnológicos para nuestros centros educativos que se basen en la metodología, en las prácticas educativas para desarrollar el hardware y el software, de tal forma que garanticen la correcta implementación y su uso práctico por parte del docente.

¿De qué manera el e-Learning puede contribuir y favorecer la igualdad de oportunidades?

J. L. C.: La situación de confinamiento que tuvimos que pasar por el COVID supuso un aumento de las acciones de formación a distancia, e-learning, como nunca se había visto. Esto supuso el poder continuar las acciones formativas, con mejor o peor resultado, pero sin suponer una interrupción total de la enseñanza.

Para mí, uno de los puntos, y negativos, que conllevó este paso tan rápido que muchos docentes que nunca antes estaban usando esta forma de enseñanza, es que se utilizó para realizar un único tipo de enseñanza, la puramente magistral en la que el docente se limitaba a dictar su lección. En este sentido, ¿cómo se puede mejorar el e-Learning? Fácil, utilizando el 100% del potencial que te ofrece esta forma de enseñanza, formando a los docentes en su uso, implementando metodologías activas que permitan al alumnado (de forma remota y digital si es necesario) la colaboración entre iguales, la cooperación, la utilización de evaluaciones formativas, etc.

Sobre la igualdad de oportunidades, el eLearning como modalidad formativa que implica una educación digital y en formato híbrido y/o a distancia; puede suponer un punto de acercamiento a determinados núcleos poblacionales. Poder acceder a la universidad sin salir de casa, asistiendo a las clases de forma virtual y colaborando con el resto de los estudiantes gracias a las posibilidades de colaboración que aportan las herramientas digitales.

Pero la igualdad para mí va más allá que el mero hecho de la presencialidad o no, supone un paso hacia la accesibilidad; hacia la personalización de la enseñanza; garantizando el acceso a las clases, a los contenidos educativos, a lase herramientas que se utilizan, con independencia de la necesidad que el alumnado tenga.

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento y desarrollo de SMART Technologies a corto y largo plazo?

La pandemia ha aflorado, tanto en la administración pública como la empresa privada, la necesidad de reforzar plataformas y herramientas que permitan mejorar la comunicación, colaboración o el trabajo en equipo. Esta necesidad no es única de una industria o sector in particular, sino una autentica transformación del sistema productivo tal y como lo conocemos. Debido a esta creciente demanda y sumado al importante número de proyectos en los que nos encontramos inmersos, la dirección de la empresa SMART ha puesto un ambicioso plan de expansión internacional que nos permita dar un mayor y mejor servicio a todos nuestros clientes. Este plan de expansión tiene varias vertientes, la primera pasa por incrementar capacidad productiva en la parte de desarrollo e innovación de Software. Nuestra oficina en España, donde se desarrolla software “Made In Spain” que se despliega en los más de 3 millones de clientes a nivel mundial, sigue aumentando en número y en competencias. Otra área de inversión importante para la empresa es la formación, y aquí la idea es centrarnos en que la tecnología funcione bien sino que se use mucho más y se convierta en una herramienta del día a día para cualquier usuario. La tecnología que diseñamos pasa por un meticuloso y profundo análisis interno para que sea muy sencillo de utilizar no solo por expertos sino por personas que solo tienen acceso a las herramientas de forma esporádica. La última área de inversión que nos gustaría resaltar es la de soporte y apoyo al cliente final, este es también un importante pilar de expansión para la empresa donde pronto veremos importantes inversiones en la península ibérica. En SMART trabajamos para ofrecer soluciones de que ofrezcan la máxima calidad y certeza a cualquier usuario. Nuestro compromiso es claro, si inviertes en SMART tienes una solución garantizada para muchos años. Todo lo que comercializamos cumple con los más altos estándares de calidad europeos, gestionamos de principio a fin nuestro cadena de fabricación y comercialización, desarrollamos soluciones con materiales de calidad y minerales de países libres de conflicto.

 

Computing 815