NoticiasMundo digital

Buenas perspectivas de Esker para 2021

Esker ha registrado el mejor trimestre y el mejor año de su historia en términos de actividad.

A pesar de una situación sanitaria y económica especialmente complicada, Esker ha registrado el mejor trimestre y año de su historia en términos de actividad. Los ingresos por ventas en 2020 ascendieron a 112,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 9% sobre el año anterior. Durante el cuarto trimestre del año fiscal, Esker logró unas ventas consolidadas de 30,9 millones de euros, un 11% más en comparación con el mismo trimestre de 2019. En línea con la tendencia del tercer trimestre, las actividades de soluciones basadas en la nube (SaaS) crecieron un 13% impulsadas por las suscripciones y el tráfico (+18%), pero sufrieron un descenso los servicios de consultoría (-3%), que se vieron afectados por la firma de menos proyectos durante el T2 y al inicio de T3. Los volúmenes de documentos procesados todavía se reducen entre un 5% y un 10% en comparación con los niveles anteriores al período Covid, debido a las numerosas restricciones impuestas por los distintos gobiernos.

Proyectos firmados

Al igual que al final del tercer trimestre, Esker registró numerosos proyectos firmados en los últimos tres meses del año. Después de un período de espera relacionado con las primeras medidas de bloqueo, la compañía afirma que las empresas han mostrado un gran interés en las soluciones de automatización, lo que les permite continuar operando cuando la mayoría de los empleados están trabajando desde casa. El valor acumulado de los nuevos contratos firmados en 2020 (reservas) aumentó un 17% respecto a 2019, hasta alcanzar los 34 millones de euros. El valor acumulado de los nuevos contratos firmados en el cuarto trimestre se ha incrementado en un 30% en comparación con el mismo período de 2019.

Esker espera un sólido crecimiento orgánico de dos dígitos para todo el año 2021

Estrategia de crecimiento ambicioso

Esker espera mantener unas ganancias operativas similares a las de 2019. La gestión controlada de su crecimiento permite a Esker mantener sus resultados financieros al tiempo que fortalece sus inversiones técnicas y comerciales para asegurar un crecimiento sostenible en los próximos años. A 31 de diciembre de 2020, la caja de la empresa asciende a 44,9 millones de euros. Con 30,7 millones de euros en caja neta (frente a 20,2 millones de euros a 31 de diciembre de 2019), Esker dispone de los recursos financieros necesarios para proseguir en su estrategia centrada en acelerar su crecimiento orgánico combinado con operaciones de crecimiento externo.

Tendencias para 2021

Esker espera un sólido crecimiento orgánico de dos dígitos para todo el año 2021, lo que debería impulsar los ingresos en torno a los 128 millones de euros si la paridad euro/dólar estadounidense se mantiene sin cambios. En este nivel de crecimiento, la rentabilidad debería situarse entre el 10% y el 15%.

Computing 799