NoticiasMundo digital

Cómo pueden los departamentos de TI administrar los PC de la empresa más fácilmente

Los ordenadores de la red de una empresa deben estar siempre actualizados. Las herramientas de administración ayudan a llevar a cabo estas tareas de manera eficiente y sin mucho esfuerzo. Sin embargo, cuando los dispositivos están apagados o el sistema operativo no funciona, hacen falta otras soluciones a nivel de hardware.

Todas las empresas necesitan una infraestructura de TI eficiente y moderna, independientemente de su tamaño. Sin embargo, implementarla, mantenerla y darle servicio puede llegar a ser una tarea compleja, y más aún cuando los recursos y los presupuestos son reducidos: los equipos de TI tienen que instalar y parchear el sistema operativo, el software y el firmware, distribuir actualizaciones de seguridad y realizar un seguimiento constante de los inventarios de activos y los estados del sistema. Cuando se añaden nuevos empleados y dispositivos, la carga de trabajo aumenta.

Asegurar todo esto puede llegar a ser difícil, incluso en una única ubicación. Las cosas se complican aún más cuando los requisitos no dejan de cambiar con el aumento de la digitalización, y los equipos de TI tienen que adaptarse.  Por ejemplo, durante la pandemia de coronavirus, cada vez más empleados han empezado a trabajar desde casa.  Los modelos de trabajo flexibles van a seguir siendo importantes en el futuro: este es el deseo del 64% de los empleados de Alemania, según una encuesta de Microsoft. Los dispositivos remotos también tienen que mantenerse y operarse de forma segura.

Las herramientas ayudan con la administración automatizada

Las empresas solo pueden hacer frente a estos retos si administran sus ordenadores, notebooks y otros dispositivos de manera eficiente. Necesitan soluciones escalables para la administración automatizada de los equipos ubicados en las instalaciones y en los hogares de los empleados.  Luego, los equipos de TI deberán controlar, monitorizar y proteger estos dispositivos utilizando herramientas para parchear rápidamente las vulnerabilidades o supervisar y recuperar los equipos en red, todo ello sin interrumpir ningún proceso activo.

Los dispositivos se administran desde una consola central. Esta también proporciona a los administradores informes sobre actividades y problemas.  Este enfoque aumenta la productividad y seguridad del sistema sin incrementar los costes. El departamento de TI ahorra tiempo y puede concentrarse en tareas estratégicas.

La diferencia entre la administración en banda y fuera de banda

Existen fundamentalmente dos métodos para automatizar el mantenimiento de los equipos: la administración en banda y la administración fuera de banda.  Ambas acceden a los componentes administrados a través de conexiones de red.  Sin embargo, presentan importantes diferencias:

  • En el caso de las soluciones en banda, los equipos a los que se les está dando mantenimiento deben estar encendidos y conectados a la red de la empresa. Además, el sistema operativo debe estar ejecutándose.
  • En el caso de las soluciones fuera banda, no es necesario que el ordenador en cuestión esté encendido.  También puede estar apagado, en modo de ahorro de energía o en suspensión. Estas herramientas funcionan además incluso cuando el sistema operativo no va bien o no se ha cargado. El único requisito es que se pueda acceder al ordenador en la red de la empresa.

Con la administración en banda, el software funciona dentro del sistema operativo, independientemente del hardware. Entre estas herramientas se incluye, por ejemplo, Microsoft Endpoint Manager. Con este paquete basado en la nube se pueden administrar, proteger e implementar aplicaciones y ordenadores con Windows 10, además de teléfonos inteligentes y tabletas. Una solución como esta cubre la mayoría de las tareas cotidianas normales. Permite a las empresas mantener eficazmente los dispositivos de la red, con un ahorro significativo de costes y tiempo.

Sin embargo, también hay casos en los que estas soluciones son ineficaces. Por ejemplo, es posible que deban implementarse rápidamente actualizaciones de seguridad críticas, pero que los ordenadores de los empleados estén apagados. O que un ordenador que está en la casa de un empleado no pueda cargar el sistema operativo debido a un problema con la BIOS. En estos casos es cuando resulta útil una solución fuera de banda.

Esta está integrada en el hardware y funciona independientemente del sistema operativo.  Los administradores pueden utilizarla para implementar actualizaciones o parches, por ejemplo, restaurar o arrancar equipos o realizar diagnósticos remotos, incluso aunque los dispositivos no estén encendidos o no funcionen correctamente. Idealmente, las empresas combinan la administración en banda con una solución fuera de banda. Esto garantiza que se puedan llevar a cabo las tareas de administración cotidianas normales y que la administración también sea posible en caso de emergencia.

Cómo ayuda AMD a administrar los dispositivos

Los procesadores AMD Ryzen™ PRO cuentan con numerosas características de administración integradas de serie. Son compatibles con las infraestructuras existentes y unifican la administración en banda y fuera de banda para administrar todos los dispositivos con una única solución. Las ventajas:

  • Los procesadores AMD Ryzen™ PRO trabajan con el estándar de administración abierto DASH. Esto permite encender todos los dispositivos simultáneamente para implementar actualizaciones críticas, por ejemplo. Al terminar, todos vuelven a ponerse en modo suspensión.
  • Además, también es posible examinar los equipos de forma remota para solucionar problemas con el hardware, la BIOS o el sistema operativo. Estos pueden incluso restaurarse.
  • Los procesadores son compatibles con Microsoft Endpoint Manager y otras herramientas en banda de uso común. La manejabilidad de los procesadores está integrada en sus consolas.  Las empresas pueden utilizarlas para tareas de administración tanto en banda como fuera de banda.

Además de las características de administración, la tecnologías AMD PRO también incluyen características de seguridad a nivel del procesador. Secure Processor, integrado en todos los procesadores AMD Ryzen™ PRO, autentica el firmware cargado cuando arranca el ordenador e impide su ejecución si hay alguna duda. AMD Memory Guard, también integrado en los chips, cifra la memoria del sistema, protegiendo así los datos confidenciales. 

Resumen: Los procesadores AMD Ryzen™ PRO hacen posible la administración fuera de banda de los equipos de la red de la empresa. Junto con las herramientas en banda, los administradores pueden mantener y administrar cómodamente todos los dispositivos de forma remota, incluso si se interrumpe su funcionamiento normal. Esto aumenta la seguridad, ahorra tiempo y garantiza unos procesos más eficientes.

Computing 806