OpiniónMundo digital

Álex, un compañero virtual para mejorar la productividad en el trabajo

José Carlos Baquero, Director de la División de Inteligencia Artificial y Big Data de Secure e-Solutions de GMV.

José Carlos Baquero, Director de la División de Inteligencia Artificial y Big Data de Secure e-Solutions de GMV
José Carlos Baquero, Director de la División de Inteligencia Artificial y Big Data de Secure e-Solutions de GMV

Hace ya unos meses, después del tradicional atasco diario, llegué a la oficina y al sentarme en mi puesto de trabajo me encontré organizando el correo y mis tareas por prioridad y urgencia, lo que me ha facilitado mucho organizar mi trabajo.

Mi jornada empezaba con la entrega de un importante informe a la dirección con datos de distintas fuentes (tanto externas como de mi organización), mi compañero Álex ya se ha encargado de recopilar todos estos datos heterogéneos, ha comprobado la calidad de estos y yo tan solo tengo que verificar que el informe es coherente con los resultados esperados. Álex me ha ahorrado mucho tiempo cruzando datos y validando su veracidad

A continuación, tengo que revisar los pedidos de los proveedores que tengo pendientes, pero veo que, de nuevo, Álex ya ha validado que los pedidos se corresponden a nuestras órdenes de compra y ha liberado los pedidos correctos de un importe menor de 10.000 euros. Únicamente tengo que comprobar unos pocos pedidos que presentan alguna inconsistencia y los que superan la cifra de los 10.000 euros. Álex me ha vuelto a ayudar encargándose de esta tarea tediosa y repetitiva.

Después de la última fusión de la compañía, disponemos de dos sistemas para la gestión de los proyectos donde los equipos tienen que reportar el trabajo que realizan, así como la gestión de los hitos y facturación a cliente. Esta situación implica que tengo que estar cuadrando los datos de los dos sistemas para que los KPI que ve la dirección sean fiables. Afortunadamente, cuento con Álex, que monitoriza los datos de ambos sistemas de gestión y nos notifica, tanto al jefe de proyecto como a mí, las discrepancias que hay en dichos sistemas para que lo podamos corregir.

Álex, mi asistente virtual robótico, me ayuda con mis tareas rutinarias, muy relevantes para el día a día de la organización

Mi día prosigue, y gracias al trabajo de Álex, dispongo de tiempo para realizar lo que más me motiva de mi trabajo: las sesiones de creatividad que tengo con el equipo para definir nuevas soluciones para nuestros clientes.

Álex, mi asistente virtual robótico, me ayuda con mis tareas rutinarias, muy relevantes para el día a día de la organización, pero que me restan tiempo para mi principal responsabilidad: crear valor para nuestros clientes.

Álex ha sido implementado con un sistema RPA (Robotic Process Automation) que aúna soluciones de Automatización de Procesos e Inteligencia Artificial, para afrontar tareas básicas, manuales y repetitivas con mayor velocidad y sin interrupciones. Además, es capaz de realizar conjuntos predefinidos de acciones sin equivocarse, lo que contribuye a establecer una mayor precisión del proceso y a reducir el riesgo, llegando incluso a ayudar con tareas que forman parte de un proceso sometido a altos niveles de cumplimiento normativo. En definitiva, RPA derriba las barreras entre las personas, los sistemas y los procesos, empoderando al personal para que genere valor en el negocio.

Computing 796