Sólo la gran empresa aprueba la adopción de Internet

El 48 por ciento de las compañías españolas cuenta con sitio web.

Publicado el 21 Jul 2006

Aunque el entorno relacionado con el mundo de Internet se va imponiendo progresivamente entre las empresas españolas, aún existe una confusa mezcla de luces y sombras que plantean serias dudas sobre la adecuada adopción de las TIC. Aunque existen áreas en que el sector corporativo español luce cierta desenvoltura, como el acceso a la World Wide Web, la elevada utilización de servicios bancarios on line y la creciente relación con la Administración pública a través de Internet, existen otras en que la situación de las empresas es precaria, como pone de manifiesto el hecho de que sólo la mitad de las entidades dispone de web corporativa.

Según refleja el estudio “La Sociedad de la Información en la Empresa”, elaborado por el Observatorio de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Red.es, la conjugación de factores positivos y negativos penaliza ligeramente a España, que se encuentra por debajo del índice de preparación al negocio electrónico con respecto a Europa, especialmente en cuanto al uso de nuevas tecnologías e Internet.

Aun así, el tejido empresarial español parece que va asumiendo progresivamente el papel que juega Internet, como demuestra que casi el 90 por ciento de las empresas cuenta con conexión a Internet y, además lo hace por la vía rápida: mediante banda ancha, tecnología difundida en el 83,7 por ciento de los casos. Además, la empresa española ha sabido sacar especial partido a los recursos que le ofrece Internet en lo que hace referencia a las operaciones financieras y bancarias, que son utilizados por casi el 82 por ciento de las compañías, si bien la gran empresa (más de 250 empleados) lo hace en un 92 por ciento. Un apunte es el incremento de la relación con la Administración digital: en 2005 el 61 por ciento de las empresas interactuaban con los organismos públicos de forma on line, casi cuatro puntos más que un año antes. Las tareas más demandadas eran el acceso a información, pero también la obtención de formularios e impresos y la devolución de los mismos.

Llama la atención el porcentaje de empresas que recurre al canal on line para desarrollar actividades de formación (32,7 por ciento), una cifra que sobrepasa el 50 por ciento en el caso de la gran cuenta, comparado con la media europea del 20 por ciento.

Otro buen dato es la disponibilidad de una intranet para la comunicación con los empleados, ya que el 31,4 por ciento de las empresas cuenta con este recurso (el 77 por ciento en el caso de la gran cuenta). Los índices de difusión de la extranet caen, sin embargo, hasta niveles del 15,5 por ciento (45,5 por ciento en la gran empresa).
Pero, sin lugar a duda, el mayor punto negro, es la disponibilidad de un sitio web, ya que no llega a la mitad (48,2 por ciento) las empresas que cuentan con sitio web corporativo, un porcentaje que sitúa a España a la cola de Europa, muy alejada de la media, que se situaba en 2005 en niveles del 65 por ciento. Y lo que es peor, según los datos que maneja Red.es, la tendencia refleja una cierta ralentización por parte de la empresa española.

Precarios son aún los porcentajes de empresas que compran y venden por Internet. En el primer caso, sólo el 9,9 por ciento se atreve a realizar adquisiciones on line, cifra que casi se duplica si hablamos de la gran cuenta. Las ventas son más escasas y sólo el 1,96 por ciento venden por Internet, elevándose la cifra hasta el 7,7 por ciento en el caso de la gran empresa.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados