Fujitsu sustenta su estrategia de ciberseguridad en un modelo híbrido

Combina los servicios centralizados a través de un SOC y con un servicio in situ prestado por personal propio.

Publicado el 09 May 2018

43545_05

Fujitsu quiere ser un referente en seguridad TIC y está invirtiendo a fondo para un despliegue de servicios de ciberseguridad a nivel global. Javier Antón, director de Ciberseguridad en WEMEI (Europa Occidental, Oriente Medio e India), recalca que la firma nipona lleva más de 40 años trabajando con gobiernos y departamentos nacionales de seguridad. “Es líder en biometría, especialmente gracias a su tecnología Palmsecure, de lectura de venas de la palma de la mano. Y se ha convertido en un referente en soluciones tanto cloud, como local. En definitiva, un importante partner no solo por estos datos, sino porque la compañía ha invertido en la creación de 5 SOC globales, en USA, Japón, Singapur, Australia y UK, y tres especializados, situados en EMEIA (Finlandia, Alemania y España”, enumera el directivo. En Europa, ya son 400 los empleados dedicados a estas tareas.

En relación con España, Antón se muestra orgulloso del crecimiento de Fujitsu, el doble del crecimiento medio del mercado nacional que se ha situado en el 6%. “Estamos a primer nivel en la protección del puesto de trabajo y en cajeros automáticos; también ofrecemos servicios de operación y administración de servicios de ciberseguridad a Ministerios, a través de un modelo híbrido, con personal in situ y profesionales que lo prestan desde el propio SOC”, analiza. Durante el último año, el SOC español se ha consolidado y ya cuenta con 50 personas.

En cuanto a hacking, la compañía cuenta tanto con expertos en nómina como colaboradores y presta servicios de hacking ético a grandes empresas. “También ofrecemos campañas personalizadas de concienciación a organizaciones como es el caso de spam”, puntualiza Antón.

Fujitsu trabaja de forma intensa en la creación de un mapa de amenazas global, tanto desde sus datacenter como en infraestructuras de cloud pública. Estudia los ataques que se producen y hace un tracking de quién, cómo y cuándo se ataca. Así, es capaz de ofrecer inteligencia en ciberseguridad sofisticada para proteger a sus clientes. Indudablemente una gran apuesta que demuestra las capacidades de la multinacional.

También se invierte en automatización y orquestación de servicios, lo cual muestra un alto grado de madurez al controlar y poner de forma total a disposición de sus clientes, herramientas de gran nivel. De cara al futuro, la automatización y la orquestación son la clave. En las empresas se genera una enorme cantidad de datos y de información. Algo que hay que manejar en beneficio de las compañías y esto es un gran reto y Fujitsu tiene desarrolladas las capacidades para interpretar y poner en valor estos datos.

A la cabeza en biometría

La compañía cree que la identificación y la autenticación de las personas que están detrás es fundamental. Y por ello, tiene un gran papel en este entorno, especialmente gracias al desarrollo de la que es considerada la tecnología más sofisticada del momento, PalmSecure. Un lector de las venas de la palma de la mano, totalmente únicas en cada persona, con la que aporta en este campo 5 elementos claves y que tiene disponible en todos sus dispositivos de puesto de trabajo y soluciones de control de acceso como aeropuertos, datacenter, etc. Ofrece esta solución lo mejor en acceso, password, personalización, higiene, escaneo, actividades de logging y consigue una eficiencia y eficacia sin igual.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2