HP automatiza el centro de datos con el proyecto Voyager

La compañía presenta en su Global Partner Conference los ProLiant Generación 8 y la arquitectura ProActive Insight, que hace que las máquinas se cuiden solas y los administradores queden liberados.

Publicado el 14 Feb 2012

HP es una compañía que reúne bajo un mismo paraguas negocios tan dispares como el de los grandes servidores para el centro de datos, las impresoras o los ordenadores de empresa y consumo. Por eso el fabricante ha querido que en su Global Partner Conference, que se celebra estos días en Las Vegas, haya un poco de todo, y prueba de ello es que los máximos responsables de IPG, PSG y ESSN han acudido a la ciudad de los casinos para atender las demandas del canal. Sin embargo, las noticias más importantes por el momento están llegando de la división de sistemas empresariales, ESSN. No en vano, el responsable de este negocio, Dave Donatelli, que después de media vida en EMC se pasó a HP en 2009, está haciendo de maestro de ceremonias en una convención donde abunda el traje y la corbata y se echa el falta el desenfado de las reuniones de consumo. HP asegura que en 100 días va a cambiar la faz de centro de datos. En noviembre la compañía anunció dos proyectos de nombre espacial. A principios de ese mes desveló los detalles de Moonshot, que supone la entrada por primera vez en infraestructuras críticas de procesadores de bajo consumo ARM o Atom. Unas semanas más tarde, la compañía lanzó el proyecto Odyssey, aunque en España se supo del mismo el mes pasado. El objetivo de Odyssey es unificar los entornos Unix y x86, aprovechando lo mejor de cada tecnología. En la práctica, HP llevará blades con Xeon a su plataforma Superdome 2, y mejorará Windows y Linux con funcionalidades de HP-UX. Pero no queda ahí la cosa. En Las Vegas, la compañía acaba de presentar un tercer proyecto también de nombre galáctico: Voyager. Con Voyager, HP quiere sobre todo agilizar las tareas de los administradores, reduciendo los índices de fallos, las incidencias y las tareas manuales en el centro de datos. En términos de producto, Voyager, que contempla una inversión de 300 millones de dólares en tres años, se traduce en los nuevos servidores ProLiant Generación 8 y en la arquitectura ProActive Insight. Las nuevas máquinas de HP para los grandes centros de proceso llevarán, por ejemplo, cientos de sensores para identificar en tiempo real problemas de sobrecarga y los posibles fallos que pudieran tener. Además, ProActive Insight automatizará la puesta en marcha de los servidores y sus actualizaciones. El objetivo último, como dice Mark Potter, responsable de servidores estándar de HP, es hacer que las máquinas se cuiden solas, permitiendo al personal dedicarse a actividades más innovadoras y de mayor valor. Por otro lado, el fabricante también ha anunciado en la ciudad del juego por antonomasia una ampliación de su programa ServiceOne, que permite al canal la venta de servicios (de marca blanca o con marca HP) . Pues bien, ahora este programa, que estaba muy vinculado a la venta de servidores, también está disponible para la comercialización de sistemas de almacenamiento entre los que se incluyen la solución de 3PAR, los sistemas de discos LeftHand o el sistema de backup StoreOnce.

¿Qué te ha parecido este artículo?

La tua opinione è importante per noi!

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4