EntrevistasAnalytics

“Atos es la compañía europea líder en supercomputación”

Mercedes Payá, Directora de Ventas de Atos Iberia.

Mercedes Payá está muy comprometida con la igualdad laboral. No en vano, es colaboradora asidua en el encuentro anual de Mujeres Directivas de Computing, al que califica como “una charla distendida y positiva para el intercambio de experiencias entre mujeres que operan en distintos sectores y tipos de empresas”

¿Cuál es el sector de referencia para el negocio de Atos

M. P.: El negocio de Atos gira en torno a cuatro mercados: Banca y Seguros; sector Público y Salud; Telco, Media y Utilities; y Manufacturing, Retail y Transporte. A nivel global, el área en el que tenemos mayor presencia es en el de Manufactura y Retail; sin embargo, a nivel nacional destacamos en el sector Financiero. Por otra parte, alrededor del 35% de nuestro negocio en España corresponde al sector Público. 

Es curioso que, a nivel nacional, el sector Retail no sea tan próspero para Atos como a nivel mundial. 

M. P.: A raíz de las adquisiciones que ha hecho Atos en los últimos años a escala global, como la de la compañía de IT Solutions de Siemens, hemos incorporado muchos clientes de tipo industrial en países en los que este sector es muy potente, por ejemplo, Alemania. Sin embargo, las adquisiciones realizadas en España nos han ayudado a crecer más en el mundo de la Banca. 

¿Cuál es el crecimiento de Atos en el mercado español respecto a otros países de Europa?

M. P.: En el mercado español, Atos crece prácticamente al mismo ritmo que en el resto de paises de Europa, a pesar de que, en estos mercados, tenemos mayor volumen de negocio que en España. Alemania, Reino Unido y Francia son, por este orden, los países europeos en los que gozamos con más alta cuota de mercado.  Asimismo, en 2017 hemos cerrado el ejercicio con una facturación mundial de 12.700 millones de euros, lo que supone un crecimiento orgánico del 2,3% respecto al año anterior, y nuestro resultado operativo ha sido del 10% de la facturacion. 

Mercedes Payá, Directora de Ventas de Atos Iberia.
Mercedes Payá, Directora de Ventas de Atos Iberia.

Desde la compra de Bull, Atos ha dado un paso más allá en supercomputación desarrollando la supercomputación cuántica (Atos Quantum Learning Machine).  ¿En qué consiste la propuesta de la compañía en este campo? 

M. P.: Uno de los grandes valores que nos aportó la compra de Bull en 2014 es la de transformarnos en fabricantes de tecnología. La operación impulsada por nuestro presidente, Thierry Breton, -un convencido y gran conocedor de la computación cuántica-, nos ha permitido convertirnos en la compañía europea líder en supercomputación. 

Gracias a los sistemas HPC (High Performance Computing) de Bull, en Atos creamos la division de Big Data y Seguridad, y desarrollamos Atos Quantum Learning Machine, un simulador que presentamos en 2017 basado en un superordenador ultracompacto. QLM tiene las dimensiones de un servidor empresarial normal y un lenguaje de programacion universal, estandarizado y configurable. Es capaz de simular hasta 40 bits cuánticos y está disponible en cinco configuraciones para permitir a estudiantes, investigadores e ingenieros desarrollar y probar las aplicaciones y algoritmos cuánticos del mañana. Ya se está trabajando en pruebas de concepto con este sistema. 

En materia de inteligencia artificial y analítica, Atos Codex es vuestra última propuesta como un modelo que habéis denominado ‘Smart Services as a Service’. ¿Qué significa este concepto? 

M. P.: Atos Codex es una solución de analítica de datos e Internet de las Cosas que lanzamos en 2016 y que permite a las compañías minimizar los tiempos en los que obtener valor de los datos disponibles, aunque sean no estructurados, y trasladarlos a resultados de negocio. Pero para prestar un servicio a un cliente, asociado a resultados que derivan de los datos, es necesario integrar varios servicios y fuentes de datos; y en este punto es cuando surje el concepto de ‘Smart Services as a Service’. Un paraguas bajo el que se cobijan varios servicios de extracción de información concreta de manera unificada, para la toma de decisiones eficaz. 

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos en el terreno de las smart cities? 

M. P.: Actualmente contamos con varios proyectos relacionados con las smart cities. Uno de ellos se desarrolla en el ámbito energético, en el que la herramienta Atos Codex trabaja con los datos, tanto de generadores como de distribuidores, con el fin de mejorar el customer engagement en clientes B2B y B2C, y crear nuevos modelos de negocio, a la vez que minimizan su huella energética. 

A través de Atos Research and Innovation, un equipo íntegramente español y que opera desde nuestro país, nos hemos embarcado en el proyecto Elviten, que se inició en noviembre de 2017 en el marco del programa Horizon 2020, impulsado por la Comisión Europea con un presupuesto de 9,5 millones de euros. Para lanzar el piloto se han escogido seis ciudades: Roma, Bari y Génova en Italia; Berlín en Alemania; Trikala en Grecia; y Málaga en España. El objetivo es fomentar el uso de vehículos ligeros (bicicletas, scooters, triciclos y cuatriciclos) en los núcleos urbanos para mejorar la movilidad y sostenibilidad de estos. Atos está desempeñando el papel de consultor del proyecto creando servicios de soporte tecnológico y extracción de datos reales, para replicar el proyecto en otras 50 ciudades y generar modelos de negocio rentables para los stakeholders y operadores que intervienen. 

"Atos merece tener el doble de cuota que tiene en el mercado ibérico"

¿Qué línea va a seguir la estrategia de la compañía en este ejercicio? 

M. P.: Nuestra estrategia para 2018 es íntegramente  digital, -por esta razón hemos creado la Digital Transformation Factory-, y está construída  sobre cuatro pilares: la construcción de la  plataforma a partir de la cual prestar servicios,  como la cloud híbrida orquestada, que integra  la nube pública, privada y el legacy; la búsqueda  de business acelerators, para conocer las herramientas  que permiten a nuestros clientes acelerar  su negocio, poniendo especial atención en SAP HANNA; Atos Codex, para desarrollar la  gestión y analítica de datos; y por último, digital  workplace, la tecnología en la que somos número  uno en Europa según el último cuadrante  de Gartner. Sin dejar de lado las soluciones de ciberseguridad. 

En otro orden de cosas, nuestra meta principal este año es crecer en el sector de Manufacturas, un terreno que está evolucionando con el auge de la Industria 4.0 y que constituye nuestra asignatura pendiente en España. Asimismo, incrementar nuestra cuota a doble dígito en el cómputo global es otro de nuestros objetivos ya que, por nuestro portfolio y conocimiento del negocio, Atos merece tener el doble de cuota que tiene en el mercado ibérico, y lo vamos a conseguir. 

¿Considera que Atos aún es una gran desconocida en el mercado español? 

M. P.: Por descontado, Atos no tiene la visibilidad que se merece porque invertimos más en innovación y desarrollo de soluciones que en promoción e imagen de marca. Además, al no ser fabricantes de hardware ni de productos de consumo, el usuario común no es consciente de que estamos detrás de muchas de las aplicaciones, procesos y tecnologías que utilizan a diario. 

¿Es la integración de los Juegos Olímpicos el proyecto más ambicioso que habéis abordado? 

M. P.: Sin ninguna duda. El centro de competencias de Atos encargado de los Juegos desde 1992, con sede en varias ciudades españolas, trabaja en exclusiva en este proyecto, que se licita cada ocho años, sin saber dónde se va a celebrar la próxima edición, y con un compromiso económico cerrado.  Es un proyecto muy complejo por su alto nivel de criticidad debido a su visibilidad y repercusión, además de que somos responsables de aspectos tan espinosos como la ciberseguridad del evento; solo en los Juegos celebrados en Río de Janeiro sufrimos 500 millones de incidentes de seguridad y 4.000 ciberataques. No obstante, es un reto muy bonito, que nos reporta muchas alegrías y en el que tenemos la suerte de llevar trabajando 26 años, con contrato vigente con el Comité Olímpico Internacional hasta 2024. 

Computing 771